La festividad de la Virgen de los Desamparados de Valencia sin representación municipal o del Consell

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, sigue cumpliendo con su máxima de no presidir los actos religiosos de la ciudad. Se trata del primero en la historia democrática que no ha acudido a la festividad de la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad.

El primer edil, tal como estaba previsto, no ha estado presente en la Misa de Infantes celebrada esta mañana y que ha contado con la presencia de miles de personas.

Tampoco ha habido representación oficial del equipo de Gobierno, aunque como ya ocurrió durante otras celebraciones como la Semana Santa Marinera, ha sido el PSPV quien la ha asumido. Tres concejales socialistas han acudido a título personal: el primer teniente alcalde, Joan Calabuig, la concejal de Protección Ciudadana, Sandra Gómez, y el edil de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià.

Sí que ha sido más numerosa la presencia tanto del PP como de Ciudadanos. Los portavoces de ambos grupos, Eusebio Monzó y Fernando Giner respectivamente, han asistido con la mayoría de miembros.

La misa tampoco ha contado con ningún miembro del Consell, pero sí con varios diputados de la oposición, además de con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo.

Durante la homilía, el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido la ayuda de la patrona de la ciudad, la Virgen de los Desamparados, «en esta hora difícil» para Valencia y España para alcanzar una «verdadera libertad, sin imposiciones ni sectarismos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...