La Federación de Planificación Familiar critica la posición involucionista de la Iglesia

El vicepresidente de la Federación, Alfonso Cortina, reclama más centros de asesoramiento en materia de sexualidad, especialmente para la población joven y adolescente, frente a la “política regresiva” de los obispos españoles.
 

Las cada vez más frecuentes declaraciones de la Iglesia oficial en materia de sexualidad y anticoncepción o las opiniones de algunos de sus miembros sobre las razones de la violencia de género ha provocado una dura crítica por parte de la Federación de Planificación Familiar de España (FPFE).

La Federación denuncia una tendencia altamente involucionista de algunos sectores de la sociedad, encabezados por la Iglesia católica. Las relaciones entre la “revolución sexual” y los homicidios relacionados con la violencia de género o la cada vez más frecuente utilización de conceptos como abstinencia, castidad o sumisión de la mujer dentro de la pareja son los ejemplos que la Federación recoge en un comunicado.

Como consecuencia de esta tendencia, también se aprecia una dejación por parte del Gobierno de servicios de asesoramiento en materia de sexualidad, especialmente para jóvenes. La Organización Mundial de la Salud recomienda la creación de una red de centros específicos para jóvenes en salud sexual y reproductiva, pero en España esa red es muy escasa. Así, sólo el Centro Joven de Anticoncepción y Sexualidad de Madrid ha atendido entre 1991 y 2003 un total de 109.854 consultas de adolescentes y jóvenes.

Frenar embarazos no deseados y abortos

Según los propios informes oficiales, las consultas más frecuentes que realizan los jóvenes en los centros de planificación familiar son, además de información general, el tratamiento postcoital, lo que demuestra una gran falta de educación sexual. En España, los embarazos no deseados se producen en 15 de cada mil adolescentes.

Para la FPFE, la educación sexual y reproductiva es la única vía eficaz para hacer frente a los problemas de infecciones de transmisión sexual como el VIH/SIDA, los embarazos no deseados y, como consecuencia, los abortos.

En muchos casos, la escasez de este tipo de centros provoca que los adolescentes los utilicen como una salida de emergencia provocada por la desinformación. La FPFE reclama, por ello, “una educación sexual precisa y relevante, acceso a los servicios de anticoncepción y sexualidad y a métodos de prevención de embarazos no deseados o infecciones de transmisión sexual”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...