La Fapa defiende la escuela laica y dice que la clase de Religión es «una hora perdida»

Cerca de 39.000 alumnos de la provincia eligieron esta asignatura el curso pasado

La Federación de Asociaciones de Padres de Albacete (Fapa), organización que representa a más de 25.000 familias de la provincia, ha cumplido 25 años, pero considera que aún le quedan «muchas» asignaturas pendientes, como lograr que en las aulas de la provincia se dé una enseñanza laica.

Para el presidente de la Fapa, Eugenio Parreño, la Religión es, como la tutoría, «una hora perdida». Parreño siempre ha defendido que los contenidos católicos salgan de las aulas, así como ha exigido que sean los padres quienes soliciten la matrícula en esta asignatura y no que les sea dada. Con todo y con eso, cabe señalar que durante el curso 2006-2007 se matricularon cerca de 37.000 alumnos en esta materia y el curso pasado la cifra llegó a rondar los 39.000 estudiantes.

Para el presidente de la Fapa, la Administración no siempre ha respetado el modelo de educación de calidad que defiende su organización, atendiendo a la diversidad. No obstante, en relación con las aulas de convivencia y la figura del segundo orientador, Parreño explicó que, si bien estos recursos aún no se han generalizado, «se ha avanzado» en esta materia. Es más, Parreño no se mostró partidario de las aulas de convivencia, argumentando que un alumno sólo debe salir de su clase como medida extrema y con un profesorado especializado que le permita avanzar en la asignatura de la que se le haya sacado.

Temas pendientes

La Fapa también tiene pendiente, a juicio de su presidente, lograr que la educación no se utilice como instrumento político y que se fomente «la verdadera democracia» en el sistema educativo, así como que haya suficiente inversión.

A preguntas de los periodistas, Parreño explicó que la Fapa se financia a través de las cuotas de sus asociados y de las subvenciones y convenios con la Administración. Así, este año recibirá cerca de 15.000 euros del Ayuntamiento de Albacete. No obstante, la Fapa está negociando con la Diputación la firma de un convenio, ya que no tiene financiación para sufragar los gastos de su escuela de padres. Parreño recordó que esta iniciativa sí tuvo financiación cuando dependía del Ministerio de Educación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...