La falta de vocación deja al 21% de los seminarios sin nuevos alumnos

El número de seminaristas mayores sigue descendiendo en España, mientras que los ingresos en seminarios menores registra un repunte

Según las estadísticas de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, este año, en los seminarios diocesanos de España hay 1.481 seminaristas mayores, es decir 41 menos que el curso pasado (2004/2005). Las vocaciones sacerdotales han ido descendiendo en los últimos años en España. Así, mientras en el año 2000 había un total de 1.797 seminaristas en los diferentes seminarios de las diócesis españolas, este año hay 1.481. Además, uno de cada cuatro seminaristas abandona.

En cuanto al número de nuevos ingresos al seminario mayor la cifra también ha descendido levemente respecto a años anteriores, en el año 2000 hubo 361 nuevos ingresos y este año sólo ha habido 291. Sin embargo, el número de ordenaciones ha sido bastante estable en estos últimos años, según datos de la Conferencia Episcopal.

De este modo, son muchos los seminarios españoles que corren el riesgo de cerrar. Por ejemplo, en Vitoria no tienen ni un solo seminarista desde hace tres años. Y en todo el país hay unos 15 seminarios, aproximadamente, con menos de cinco seminaristas. En este curso (2005/2006) hay 14 seminarios españoles, que suponen el 21 por ciento, en los que no ha ingresado ningún aspirante a cura nuevo.

No ocurre lo mismo en todas las zonas de España. A grandes rasgos, donde más ha crecido el número de vocaciones es en las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía, mientras que están disminuyendo en Castilla y León y Galicia.

Entretanto, en los seminarios menores de la diócesis española ha habido un ascenso numérico, al situarse en 1.937 seminaristas este curso, 67 más que el pasado. En este seminario menor el joven puede estar interno o bien residir con su familia y acudir al seminario a clase o a alguna actividad que realicen los fines de semana.

"Hay que tener en cuenta que ha descendido la natalidad en España y que por lo tanto la población joven es menor", explicó Eugenio Hernández, rector del seminario de Sevilla. Otro de los motivos que ha motivado este descenso vocacional, según Hernández, es porque "hoy día no se valora el hecho religioso, al contrario, se ridiculiza; la sociedad no estima ni comprende la vida sacerdotal".

"Hay que salvar muchos obstáculos, como el egoísmo, el materialismo y la desestructuración de las familias pero a pesar de las dificultades los jóvenes siguen respondiendo a la llamada y no perderemos la esperanza, hay que ser optimistas", reivindicó.

El seminario diocesano de Sevilla es uno en los que la cifra se mantiene desde hace años. Cada año suelen ordenarse como sacerdote unos 10 ó 11 jóvenes pero también ingresan cada curso seminaristas nuevos, una cifra similar a los que se ordenan. "Normalmente solemos ser unos 62 seminaristas al año y normalmente nos mantenemos aunque hay veces que hemos aumentado", explicó el rector del seminario sevillano.

La edad media de ingreso en el seminario suele ser con 26 años, algunos acceden con la carrera universitaria terminada. Uno de cada cuatro seminaristas abandona antes de terminar. Los motivos de este abandono pueden ser varios, desde no adaptarse al seminario, por la dureza del estudio, porque los jóvenes se dan cuenta de que no han escogido el camino correcto o bien porque se enamoran, explicó Eugenio Hernández.

España cuenta con 18.000 sacerdotes diocesanos. La edad media del clero es de 75 años y el 40 por ciento de los sacerdotes tiene más de esta edad, lo que puede indicar que dentro de diez años el número de sacerdotes podría quedar reducido.

También habría que mencionar la situación de las congregaciones religiosas. En España hay 63.702 miembros de congregaciones religiosas, según datos de la Conferencia Española de Religiosos (Confer). En nuestro país existen 399 congregaciones religiosas. De ellas, 104 son masculinas y 295 femeninas. En cuanto a números totales, hay 13.330 religiosos y 50.372 religiosas, de ellas 11.560 son de clausura. A este número hay que añadir los más de 15.000 consagrados y consagradas españoles que trabajan como misioneros en otros países. Concretamente, 9.677 religiosas misioneras y 5.489 religiosos misioneros.

Comparando la estadística del año 2000 con la de este curso se observa que el número de religiosos ha descendido, de 16.618 a 13.330, y el de religiosas ha sufrido un descenso leve, de 50.831 a 50.372.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...