La falta de varón

La falta de varón no es un problema médico. Claro que no, es una opción, libre y responsable. ¿Es un problema médico vivir en el siglo XXI y tener una mentalidad del siglo XV? Puede que no, pero puede causar mucho sufrimiento y dolor a personas que tienen su orientación sexual o que quieren ser madres y nada más.

Estamos ante una forma de violencia gubernamental? O simplemente ante una forma de discriminación inconstitucional? Es posible que ante las dos cosas. Además de una forma de estigmatización hacía ciudadanos y ciudadanas que libremente optan por un tipo de opción de vida que no es la de la familia tradicional.
 
Incluso la Secretaría General del PP, la señora de Cospedal tuvo un hijo. 
 
“Sobrecoge que hace 4 años Mª Dolores Cospedal desconociera el alcance moral de su actuación en virtud de la cual ha tenido un hijo, siendo soltera, mediante un proceso de Fecundación In Vitro heterólogo, que ha supuesto, entre otras cosas, la fecundación de su óvulo con un espermatozoide de un varón que no era su marido (que no tenía).”
 
Esto decía un artículo del Diario Ya.es
 
Ahora que hacemos, que devuelva el niño? En cualquier caso es un hecho totalmente contradictorio. Pero lo relevante del artículo del Diario Ya, es que incide en el mismo concepto “La Falta de Varón”. 
Los asesores de la señora Mato tienen una mezcla ideológica y semiótica entre Savonarola y Torquemada. Es decir, ¿quién está detrás de estás decisiones ultracatólicas que agreden a los ciudadanos?.
 
En definitiva. ¿Quién está gobernando en España? ¿El Opus. Los Kikos. Los Legionarios de Cristo? Están gobernando todos juntos. ¿Pero porque no se presentan  estas sectas a las elecciones, directamente? Simplemente porque muchos integrantes del partido en el gobierno son miembros activos de estas sectas.
 
Los ciudadanos tenemos que saber a quién votamos. Es nuestro deber. Si queremos votar a grupos ultracatólicos e integristas, estamos en nuestro derecho, no faltaba más, pero el colmo de la impostura es que algunos medios también cercanos a estos grupos se permitan denominar al Partido Popular como de liberal o de centro derecha. Es un insulto a los ciudadanos.
 
Y mientras en Ceuta un integrista religioso musulmán en un medio público, nos advierte de que “Las mujeres perfumadas, son unas fornicadoras”. 

Está claro, estamos rodeados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...