La esvástica y el Cristo de la Buena Muerte

Como cada año y sin atenerse para nada a lo que es un Estado aconfesional, la imagen del Cristo de la Buena Muerte fue portada por aguerridos legionarios durante una de las procesiones que tienen lugar en la ciudad de Málaga durante la Semana Santa. Que el trabajo de esos soldados, funcionarios del Ministerio de Defensa, lo paguemos todos los ciudadanos españoles sin distinción de credos o sin credo, no impide su participación en un acto confesional adscrito a la religión católica, apostólica y romana. A eso se le llama defensa de la tradición y no hay quien lo toque.

Esta vez, sin embargo, la procesión malagueña ha sido noticia porque uno de los aguerridos legionarios lucía en uno de sus musculosos brazos la esvástica nazi, sin que al parecer reparasen en ello sus superiores en responsabilidad y mando. Me pregunto cómo es posible tal negligencia cuando, como ha ocurrido, era más que previsible que ese símbolo pudiera asomar al público reconocimiento en una de las muchas fotografías que se le hicieran a la procesión durante su recorrido. ¿O es que una simbología tan visible en la piel de sus soldados no llama la atención de los jefes?

La Legión o Tercio de Extranjeros, como se denominó en su origen, es una fuerza del Ejército de Tierra de España. Fundada por el general Millán-Astray, participó junto al bando sublevado en la Guerra Civil. Esas raíces e identificación con el franquismo deben ejercer cierto poder de seducción en determinados medios. Solo hace falta ponerle un Cristo encima a la Legión para sacarle el máximo lucimiento retrospectivo a la imagen de portada, tal como hizo el diario La Gaceta.

Pero como debajo del Cristo de la Buena Muerte había un símbolo que hizo posible la victoria y dictadura franquistas, llenando de crudelísima muerte los campos y ciudades de España y Europa, la dirección de ese diario optó por eliminarlo de la imagen, como si pretendiera borrarlo de la historia a la que ese símbolo está vinculado. Con ello ha quedado en evidencia cómo interpreta ese periódico la Historia y el oficio de informar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...