La España de muchas vírgenes y de las tinieblas

La alcaldesa Botella y el presidente madrileño González convirtieron una homilía en un mitin

Aquella España de las tinieblas, “devota de Frascuelo y de María”. Así nos la narró don Antonio Machado, muerto el 22 de febrero de 1939. Fue enterrado en el cementerio del pueblo costero francés, Cotlliure, tan cerca de la frontera con España. En la tumba, con los despojos de su madre, doña Ana Ruiz, casi siempre hay flores frescas, hermosas, mucha gente, y banderas republicanas y catalanas.

Obscena pasividad
Salió Machado de Barcelona, huyendo -con miles de republicanos andando hacia el exilio- de la barbarie del general Franco y su ejército de asesinos, todos ellos reforzados gracias a Hitler, y a Mussolini. Y a la obscena pasividad de no pocos países democráticos. Los perdedores de la guerra fueron encarcelados, perseguidos, muchos matados y, en todo caso, tratados como apestados.

Deberían ser juzgados
Estamos volviendo, pues, con este Gobierno de la derecha popular, a la España de las tinieblas, criticada sabiamente por Machado. Mariano Rajoy y su claque no están dispuestos a que algunos ministros, militares y policías de la dictadura, todavía vivos, deban ser juzgados. Nuestra colaboradora Aurora Moya, una excelente periodista, ha ido informando, desde ELPLURAL.COM, con toda precisión y veracidad, sobre tan importante asunto. Pero el cierre de filas de los hijos y nietos del llamado Generalísimo es más poderoso que el de los vencidos.

Nacionalcatolicismo
Sí, la España de las tinieblas hace y deshace, como le da la gana al PP. Funciona aún aquí el nacionalcatolicismo. El Gobierno en manos de los ultras populares tiene a ministros, como Jorge Fernández Díaz, que reparte medallas de la Virgen del Amor. La ministra Bañez agradeció pomposamente a la “Virgen del Rocío su ayuda para salir de la crisis”.

Homilía y mitin
La alcaldesa de Madrid y esposa del expresidentes José María Aznar, Ana Botella y el tal González, presidente de la Comunidad de Madrid se personaron en la Almudena el otro día. Botella dio ahí una homilía y casi un mitin. Puso en manos de la Virgen de la Almudena la “regeneración moral”, la salida de la crisis y la “unidad nacional”

Los cien mil hijos de San Luis
Al paso que vamos, entre las tinieblas de todo tipo de vírgenes, habrá que recuperar con urgencia a la Virgen del Pilar que dijo: “La Virgen del Pilar dice que no quiere ser francesa; que quiere ser capitana de la tropa aragonesa. Pero tantas vírgenes no se sublevaron en cambio cuando invadieron España los cien mil hijos de San Luis.

Botella alcaldesa Madrid Almudena 2014

Archivos de imagen relacionados

  • Botella alcaldesa Madrid Almudena 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...