La España contradictoria

Opinión ante el despido de una catequista en la escuela por el obispo y que costará 200 000 euros al Estado

                          Apenas es posible acumular más absurdas contradicciones por todas, todas las partes. La  jerarquía  católica tiene razón en rechazar una profesora de religión que no cumple con sus preceptos, casándose con un divorciado; pero contradice la libertad religiosa y el mandato de Jesús  al obligarnos a pagar a todos, con nuestros impuestos, a esa profesora. Las autoridades violan la aconfesionalidad del Estado al dar ahí –y hasta diez mil millones de euros al año, entre pagos y privilegios- el dinero de todos a una confesión religiosa. La profesora Resurrección Galera, al pleitear contra la jerarquía, pero promover con sus lecciones el poder de una jerarquía católica tan antievangélica, haciendo resurgir con su esfuerzo la peor galera: la prisión intelectual montada por esos jerarcas, y lucrarse sin escrúpulos de su expolio del dinero de todos. Y muchos grupos de izquierda, al celebrar esa resolución judicial como un triunfo contra la jerarquía católica, que no pagará ni un céntimo por ello y seguirá teniendo esos profesores mercenarios para torturar y cautivar las mentes de los inocentes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...