La educación religiosa no saldrá de la escuela

Esto ocurre en la actual Venezuela, donde la Revolución Bolivariana tampoco parece que quiera enfrentarse a los poderes de la Iglesia Católica y sólo contempaln algo similar a nuestra LOE, aunque allí no haya Concordato que les obligue.

Aunque ya lo ha expresado en diversas oportunidades, el presidente de la Comisión de Educación, Cultura y Deportes de la Asamblea Nacional, Luis Acuña, volvió a ratificar que "la educación religiosa no saldrá de la escuela". Esto en respuesta al cardenal Jorge Urosa Savino, quien expresó, en misa ofrecida este domingo, que "Dios no debe salir de la escuela".

Acuña reiteró que el proyecto de Ley Orgánica de Educación no plantea esa premisa. Más aun, garantiza la divulgación de la religión en los centros educativos como parte del sentido "integral" de la enseñanza, y en función de eso los planteles deben abrir sus aulas y espacios para que cualquier religión puede desarrollarse en el marco de la pluralidad educativa.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de Educación anunció que contactará a la directiva de la Conferencia Episcopal Venezolana y al cardenal Urosa Savino para sostener un encuentro y explicar la propuesta de la Asamblea e intercambiar puntos de vista. Igualmente dijo que espera reunirse con representantes y líderes de las otras religiones que hacen vida en el país, dada la importancia del tema.

En ese sentido, advirtió, que se quiere imponer un discurso en el cual se confunde al Estado laico. "El Estado laico es el que no impone ninguna religión y saca de su currículo educativo ese aspecto. Ahora se pretende confundir lo laico como una continuación del ateísmo, lo cual no es cierto. Vamos a garantizar el derecho de las familias a que sus hijos reciban la enseñanza que ellos quieran en los colegios, pero no será una materia obligatoria", subrayó.

Ante la postura que ha esgrimido la Iglesia católica, Acuña hizo hincapié en que el Estado, siendo laico, no puede asumir en el pénsum de estudios la religión como una materia obligatoria, pero en ningún momento está planteada su exclusión de las escuelas.

"Las familias tienen el derecho a exigir que se les imparta a sus hijos, y la escuela la obligación de ceder sus espacios para que se divulguen sus creencias, sean católica, evangélica…".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...