La educación laica no existe

¿Qué pasa con los colegios laicos en Argentina?

Ayer mi profesor de Sociología de la UBA dijo el la clase algo en lo que nunca había pensado, y que ustedes seguro tampoco: No hay escuela pública que sea laica, o sea, que dé una educación laica, es decir que sea independiente de toda confesión religiosa.

No nos damos cuenta, y lo peor, los nenes no se dan cuenta. Sin más, hace unas semanas fui a buscar a mi sobrina a la escuela (va a un colegio público) y apenas entrás lo que ves es esto:

Santa Teresita en una escuela pública argentina

Frente a la puerta, hay un estante y encima, una imagen de un metro de Teresita. En la dirección, hay volantes pegados con avisos de ceremonias. ¿No se supone que es una escuela pública? ¿Porque ponen ídolos de tal o cual religión si se supone que la escuela incluye a todos?

No existe ninguno. Sólo hay un colegio de educación Laica cerca de mi casa. Pero es privado.No existe alguno para la clase media, ni baja. Tengo tiempo, mi hijo sólo tiene un año y medio, yo no quiero mandar a mi hijo a un colegio religioso, (ya que no lo bauticé ni pienso hacerlo, la religión no es algo que me interese y será una elección de él cuando sea mayor) pero mandarlo a un colegio público es lo mismo, sólo que menos explícito. No puede ser que las únicas opciones que tenga una familia que no profese ninguna religión, sean pagar arriba de $3000 la cuota para meterlo en un ambiente en donde la educación sea completamente libre de credo alguno.

La razón que encontré para que esto sea así es aún más irrisoria. No hay subsidios para colegios que no sean "Católicos". Simplemente, el estado no los da. ¿Pero porque tengo que mandar a mi hijo a una escuela privada? En mi opinión esto es totalmente discriminatorio.
Mandar a mi hijo a un colegio sólo con hijos de diplomáticos o profesionales me hace bastante ruido. Cuando me paro en la puerta de algunos colegios privados y escucho a los chicos decir "Mi chica" hablando de quien los cuida, también me pregunto si esos son los compañeritos que quiero para mi hijo.

Tenemos un sistema educativo vulnerable e inestable, escasamente democrático. Se permiten actos simbólicos y orientaciones curriculares de marcado acento religioso e incluye como parte del “servicio público de enseñanza”.

Los países con mejores sistemas educativos son aquellos que han optado, independiente del color político de los Gobiernos, por la estabilidad, por una gran inversión para una potente escuela de titularidad pública, con un fuerte asentamiento de los principios laicos, es decir: democracia participativa, religiones fuera del tiempo lectivo y un fuerte impulso, en el currículo, a una educación en valores solidarios, de pensamiento crítico y de ciudadanía, además de tomar medidas eficaces para evitar la expulsión del alumnado del sistema obligatorio de enseñanza y potenciar fuertemente la escuela pública y gratuita en las edades más tempranas. Acá en Argentina, salvando que la escuela es pública y gratuita, lo demás es todo lo contrario.

La ley que no se cumple:

En Argentina, fue la ley 1420 la que consagró la educación laica, junto con los caracteres de universal, gratuita y obligatoria, desde los 6 a los 14 años, y data del año 1884. Antes, la educación en todos sus niveles, había sido religiosa, durante trescientos años. Sin embargo la férrea oposición de la iglesia católica, a través de las prédicas entre otros de Félix Frías, Pedro Goyena, José Manuel Estrada, Emilio Lamarca y Tristán Achaval Rodríguez, logró que se reinstaurara la educación religiosa en el año 1943, cuando asumió el dictador Pedro Pablo Ramírez. En 1954 el presidente Perón, en su segunda presidencia (en la primera se siguió impartiendo religión en las escuelas) quitó de las escuelas públicas la enseñanza religiosa. Sin embargo, a pesar de que en la actualidad, en Argentina la educación es laica en principio, no está esto establecido por mandato de la Constitución Nacional, que dejó la educación a cargo de las provincias, y en una de ellas, Salta, existe educación religiosa en las escuelas públicas. Y a nadie parece molestarle.

En América Latina y Europa.

La iglesia tuvo una enorme influencia en la educación a partir de la Edad Media, aunque el avance de la ideas de la Ilustración en el siglo XVIII le fue quitando protagonismo. Sin embargo, el clero no pierde las esperanzas de restaurar la enseñanza religiosa en los colegios públicos.

Actualmente la mayoría de los países americanos conciben la educación como laica. En Europa, en países como Alemania, Italia, Portugal y España se enseña religión a los alumnos de los establecimientos públicos, de modo no obligatorio. Para quienes no asisten a esas clases, la materia es reemplazada por Ética. No existe asignatura religiosa en los establecimientos públicos del Reino Unido.

En el Continente Americano queda a cargo en general de las familias la educación religiosa, que pueden optar, si quieren que sus hijos se eduquen religiosamente, por enviarlos a escuelas confesionales privadas. Esto ocurre por ejemplo en Cuba, Uruguay y México. En Colombia, Chile y Perú, a pesar de ser países laicos, salvo expresa negativa de los padres, los niños reciben educación religiosa en los colegios públicos. Países como Venezuela, han incorporado recientemente la laicidad de la enseñanza.

La religión en las escuelas públicas debería ser ILEGAL, está en nosotros como padres hacer algo para que esto cambie y se respeten las leyes.

Archivos de imagen relacionados

  • Santa Teresita en una escuela pública argentina
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...