La Educación, como instrumento reproductor de la segregación social. El caso español

III Congreso de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento

(8 al 10 de noviembre 2013. Ciudad de Concepción en Chile)

Asociación española EUROPA LAICA

Resumen de la intervención de Francisco Delgado (efectuada en el plenario el 9/11/13, en la ciudad de Concepción. Chile)

Es una gran satisfacción para mí participar en este tercer Congreso de laAsociación Internacional del Libre Pensamiento y estar en compañía de amigos que defendemos causas comunes. Sobre todo, y esa es una de las causas principales de nuestra asistencia, porque el tema elegido es de gran actualidad en todo el mundo y, especialmente, en España y en Chile. LA EDUCACIÓN

Aprovecho también el momento para trasladaros un abrazo fraternal de la asociación laicista española “Europa Laica” que presido y del “Observatorio de la laicidad”. Así como traer un saludo al Congreso de diversas organizaciones españolas con las que trabajamos por la construcción de un Estado laico.

***

La Educación, como instrumento reproductor de la segregación social. El caso español”

La Educación, en la historia de la humanidad, ha tenido, en mi opinión, tan sólo una gran revolución y otra media. La primera (de carácter negativo para el futuro de la humanidad) fue cuando la sociedad primitiva se comenzó a dividir en clases sociales. La media, cuando la burguesía (partiendo de la revolución francesa) en el  siglo VIII,  sustituyó al feudalismo.

Pero ya desde los primeros tiempos casi siempre la Educación (oficial) ha estado y sigue estando al servicio del “poder dominante” en mayor o menor grado y en donde todas las religiones, desde la época de los chamanes de los primeros tiempos, hasta los clérigos de la era tecnológica han conseguido réditos, también otras ideologías, generalmente las totalitarias y ya no digamos el capitalismo depredador del siglo XX y XXI.

La “acción educativa”, como ha llegado hasta nuestros días (ahora más sofisticada, en cuanto a medios y más universalizada -aunque no en todos los puntos de la tierra-) se justificaba y justifica por la conveniencia de “construir en las personas unas determinadas formas de ser, pensar y actuar, de acuerdo con los intereses de cada momento y de cada lugar”.

En el siglo XVII, el pedagogo y teólogo Comenius, en su Orbis Pictum, había definido a la escuela como el “taller” en el que se “forman” en los jóvenes nuevos espíritus para la “virtud” (la virtud como concepto de los valores predominantes en cada momento). Y sigue siendo prácticamente igual en este siglo XXI.

La burguesía, antes aludida, que trató de introducir un “modelo laico y republicano de Enseñanza”, se dio cuenta -muy pronto- de que necesitaba a la Iglesia/as para “controlar”, en beneficio de sus “intereses”, a la “clase obrera” y, así, hacer perpetuar las clases sociales. De ahí que la pretendida revolución de la Enseñanza se quedó en simples reformas, que han llegado hasta nuestros días… y aún continúan, machaconamente.

A pesar de todo esto y teniendo en cuenta todo lo que ha ocurrido en el siglo XX y en lo que llevamos del XXI, dejando en manos de las confesiones religiosas y de los mercados, la Educación, creemos que como “mal menor” hay que recuperar el “principio republicano y laico de Escuela” que se ha ido perdiendo y que ello nos permita alentar el debate sobre la lucha de clases, sus orígenes y sus consecuencias, sobre todo en el ámbito de la Enseñanza.

El socialistaRodolfo LLopis inspirador, junto a otros republicanos, en la II República española, de una verdadera revolución en la Enseñanza (frustrada por el fascismo y capitalismo internacional). Expresó esta contundente idea en la inauguración de una nueva escuela pública en 1932: “El día en que el edificio de la escuela sea más importante que el de la iglesia, empezaremos a estar en el buen camino”… Pues no…  todavía a las iglesias los Estados, en general, les conceden mayor rango.

Porque la burguesía dominante en siglos anteriores, transformada, actualmente, en un “capitalismo depredador” del ser humano (y del planeta), ha abandonado -hace décadas- el modelo de escuela pública y laica, para hacer de los sistemas educativos instrumentos al servicio de intereses privados, ya sean corporaciones religiosas u otras con múltiples intereses, incluidas las escuelas que son de titularidad estatal.

Para ello los Estados se inventan reformas, tras reformas… dictan leyes educativas con fuerte componente alienante, para que los escolares se sometan a una “determinada doctrina”. Unos “modelos estancos que segregan”, ya sea por cuestiones económicas, intelectuales e, incluso, por razón de sexo.

Y para tratar de “ofrecer” aires supuestamente democráticos, se habla de “libertad de Enseñanza”, de la “opción de las familias para elegir la educación que mejor convenga a sus hijos”…  en el fondo, es pura charlatanería, para “engañar” a la sociedad. Aunque una parte importante de ésta y de sus organizaciones caen en esa “trampa”.

De ahí que nuestra lucha, me refiero a la de la asociación Europa Laica, que aquí represento, defendamos (aproximadamente) estos mínimos principios irrenunciables:

Aspiramos a que cada niña y cada niño, desde que nace, independientemente de la situación social, actitudes y convicciones, de los miembros adultos de su familia, tienen el derecho a una Enseñanza igualitaria, gratuita, inclusiva, no sexista, no patriarcal y,  por lo tanto, laica. En donde se respete su libre conciencia, se estimule el uso de la razón y, consecuencia de ello,  la capacidad crítica y de análisis. Alejada, por supuesto, de todo adoctrinamiento, sea del signo que sea.

La aproximación a este proyecto (utópico, hoy por hoy), si se consiguiera algún día, podría propiciar la posibilidad de que los seres humanos que nacen libres, crezcan con la posibilidad de alcanzar su “emancipación intelectual”. Quizá, éste es el mayor logro que todo ser humano debería aspirar a  conseguir.

Y es una evidencia que la aproximación a este principio sólo se puede garantizar desde Estado laico, democrático y de derecho, dentro del concepto republicanode RES PÚBLICA. (Quizá, también algunas entidades filosóficas determinadas o cooperativas de padres y docentes, sin fines religiosos o económicos, como la historia nos ha ofrecido algunos ejemplos, aunque mínimos y en espacios muy cortos de tiempo: Escuela Moderna, ILE, Institutos Obreros…)

Pero, sobre todo, este proyecto sólo se lograría, básicamente, con la implicación de un profesorado capacitado, comprometido y consciente de ello. Porque lo que se desarrolla -cada instante- en el aula, es mucho “más importante” que las leyes que los Parlamentos y los Gobiernos deciden. Con o sin consenso.

En la actualidad en muchos países del mundo se habla de mejores y peores sistemas educativos, pero -casi siempre- desde el plano cuantitativo. Los informes PISA y tantos otros clasifican por conocimiento en competencias (generalmente matemáticas y lingüísticas). Y así se clasifican países, centros… Y, ahora están de moda términos como: EXCELENCIA,  EMPRENDIMIENTO, MERCADO DE TRABAJO… (Entre otros).

Nuevos conceptos que el sistema capitalista se ha “sacado de la chistera”, para embaucar al proletariado y a muchas de sus organizaciones sociales, sindicales y profesionales, y, por supuesto a un importante número de torpes políticos de la “denominada izquierda”.

Por supuesto, todo este movimiento político, mercantil y religioso, sucede, allá donde los niños, niñas y adolescentes tienen una escuela donde acudir. Porque en la mitad de la tierra todavía millones de menores ni tienen escuelas, ni sanidad… ni alimentos… entre otros bienes básicos… Y la cuestión más que corregirse, aumenta.

Volviendo a las “reformas” de los sistemas educativos de finales del siglo XX y de este principio del XXI… en los países aquí representados: Chile, España, Argentina, Francia, Canadá… etc. todas ellas están previstas bajo un mismo denominador común: privatizaciones y proyectos asépticos, pero muy útiles al mercado, a los mercados… Aunque se parta de historias y procesos diferenciados.

Valga como una reflexión que el profesor y librepensador francés Michel Eliart hizo al inicio de este siglo y que creo que viene a resumir lo que está pasando en muchos países con las reformas emprendidas por políticos y tecnócratas de “todo pelaje y color”:

Uno de los peores peligros que amenazan hoy a la Escuela pública es la voluntad anunciada por la Comisión Europea y por el Ministerio de Educación Nacional (francés) de instalar en la Enseñanza el “espíritu empresa… durante varias décadas los ‘reformadores’ y los planificadores se limitaban a hablar de la adaptación de la Escuela al mercado de trabajo. Esta concepción además de ser una gansada intelectual de primer orden, ya que nadie es capaz de prever a corto, medio o largo plazo lo que reclamará el mercado, desprecia las complejas relaciones de la institución escolar y la estructura social. Estos esfuerzos de adaptación han fracasado ampliamente, pero esa lógica ha servido para legitimar una política de contrarreformas del Estado inspiradas por el discurso de la empresa y para reforzar la presión ejercida sobre la institución escolar a fin de que se adapte lo más posible a las realidades de producción y de los cambios económicos. Pero la incompatibilidad entre la lógica escolar de transmisión y desarrollo del conocimiento, que no se puede hacer más que lentamente y la lógica empresarial de la rentabilidad a corto plazo, hace que esta presión haya desorganizado considerablemente el sistema escolar”

En España. (Un pequeño resumen de la intervención)

Con la llegada de la democracia (formal) a partir de 1977: En los últimos treinta años se han producido varias reformas sistémicas y parciales en la Enseñanza (universitaria y no universitaria), sin que ninguna haya logrado asentarse más de una década, todas ellas han generado discusiones y enfrentamientos corporativos, tecnocráticos y políticos,  y, además, alrededor de esas reformas se han ido produciendo algunos hechos transversales de cierto calado, como han sido: Una importante descentralización a favor de los territorios (CCAA), se ha multiplicado el gasto y la inversión en Educación, se ha universalizado desde los tres a los 16 años, se ha tratado de democratizar (aunque sin apenas resultados positivos)… Pero, por el contrario, ha habido, según diversos organismos internaciones y los procesos de evaluación internos,  pocos resultados en los aspectos de competencia cognitiva (que es la obsesión del sistema capitalista),  alto porcentaje de “abandono escolar” y no muy alentadores avances en lo social, a pesar de que ha habido un importante aumento de jóvenes que han accedido a la Universidad, frustrado recientemente, por las dificultades de incorporarse al mundo del trabajo para ejercer una profesión, acorde con sus conocimientos y preparación adquiridos en la Universidad.

Quizá uno de los principales obstáculos ha sido la poca implicación de una mayoría del profesorado en cada uno de los procesos, (viniera de donde viniera) y el mantenimiento de un acceso a la función docente pública estancada (anticuada) y muy poco útil. (Una de las causas ha podido ser, la poca participación de éstos –como colectivo y desde abajo- en estos procesos… y está comprobado, históricamente, que todo proceso de reforma de la enseñanza que no se cuente con el ámbito docente de forma activa, está condenado al fracaso, en todas las partes del mundo).

También el sistema educativo español se ha ido privatizado alarmantemente y poco a poco, ha ido restringiendo su función social (sobre todo en el ámbito público)  y se ha concedido a la iglesia católica una parte muy importante del “pastel” de la Enseñanza (al mantener la religión dentro de  los programas educativos y al considerarse  -como servicio público- toda enseñanza privada subvencionada, aunque sea dogmática católica) y ello se ha ido incrementando en cada una de las reformas que se han ido desarrollando.  

Con la última reforma (LOMCE) que saldrá del Parlamento en los próximos días, se aumenta la privatización y la mercantilización, la competitividad entre el alumnado y entre centros, la segregación social e intelectual, la confesionalidad católica del Sistema y se potencia lo cognitivo, frente a la función social.

Por lo tanto estamos ante un nuevo proceso baldío… al optar por un “modelo de sistema educativo, como MERCANCÍA”… al servicio de la DICTADURA DEL NEOLIBERALISMO DEPREDADOR y de la IGLESIA CATÓLICA, que en este terreno, caminan de la mano. Ante la apatía y el conformismo de grandes grupos de la población.

En España ha surgido un fuerte movimiento de contestación a esta nueva Reforma, lo que se denomina la “marea verde”, por “una escuela pública de todos y para tod@s”, pero en, mi opinión, está siendo –más- como una contestación a la derecha política y a su caciquil forma de hacer una nueva reforma parcial de forma unilateral, que de oposición real a toda una filosofía de entender la Enseñanza (que viene de lejos, sin apenas opisción), como un modelo al “servicio del sistema capitalista”.

Pero, no obstante, sean bienvenidas las movilizaciones si sirven, al final, para hacer que la ciudadanía “piense” y se convierta en proactiva. Incluido el tejido social organizado. Y no sólo para activar un cambio de mayoría en el Parlamento, sino para proponer un modelo de Enseñanza “público laico e inclusivo”. Tema que estar por ver.

Y para terminar, una última reflexión…

Las nuevas tecnologías….

No hay que desdeñar este novísimo fenómeno en el ámbito de la Enseñanza, en toda su dimensión presente y, sobre todo, futura,… que muy probablemente va a cambiar el modelo de escuela tal y como hoy lo conocemos…  Y, además, con un fuerte agravante: Los Estados (cada vez más empequeñecidos) han perdido el control del fenómeno, ya no digamos la ciudadanía… Está en manos muy privadas (incluidas editoriales católicas)… y se introduce en el sistema educativo, sin remisión…

La ciudadanía, en este terreno, se debería de movilizar, para ejercer un “control público y solidario”, ya que se avecina… ahora SÍ, una nueva revolución en la Enseñanza…

Gracias por vuestra atención… y me dispongo a responder a vuestras interpelaciones y preguntas…

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...