La direccción del Hospital Puerta del Mar de Cádiz impide el acceso de símbolos religiosos al hospital

Coherentemente con el caráter público del hospital y la aconfesionalidad del Estado

Al parecer un grupo de personas portando la cruz que va a presidir la Jornada Mundial de la Juventud Católica, y un icono de la virgen, pretendían entrar al Hospital Puerta del Mar de Cádíz y utilizar el salón de actos para escenificar esta entrada.

Afortunadamente el director de este centro impidió este acto y les ofreció la capilla del hospital, ante lo cual los organizadores prefirieron hacerlo en la iglesia cercana de San José.

Resulta sorprendente que portadores de unos símbolos religiosos quieran utilizar un centro público, del que ya gozan con el privilegio de tener una capilla con capellán (pagado por toda la ciudadanía), para realizar su campaña de propaganda y proselitismo, con la excusa de que esos símbolos son compartidos por muchos de los enfermos. Como si esos enfermos no tuvieses la posibilidad de tener su cruz, su biblia o los símbolos que quieran tener.

Una vez más parece como si el impedir la presencia de símbolos religiosos en el espacio público de forma privilegiada, qué dirían si se tratara de otra simbología, fuese prohibir el uso particular de esos símbolos.

Qué cada cual tenga los que estén de acuerdo a sus convicciones, pero el espacio común y público es de todos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...