La Diputación de Palencia aporta 120.000 euros al convenio con el Obispado para restauración de patrimonio religioso

Santa Ana de Alejo de Vahia en el Museo Catedralicio de Palencia

El Taller de Restauración, que impulsan por sexto año la Diputación de Palencia y el Obispado, permitirá la reparación y puesta en valor de 35 obras de arte de 23 localidades de la provincia de Palencia, entre ellas valiosas piezas de Alejo de Vahía, Juan de Valmaseda y Juan de Villoldo.

«Este taller es un ejemplo de colaboración entre instituciones para preservar una de las señas de identidad de esta provincia, su patrimonio», ha explicado en declaraciones a los periodistas Ángeles Armisén que ha visitado este miércoles los trabajos de restauración acompañada por el Obispo de Palencia, Manuel Herrero y el delegado diocesano de Patrimonio, José Luis Calvo.

Una colaboración «pionera» en Castilla y León que Diputación y Obispado mantienen desde el año 2014 y que ha permitido la recuperación de doscientas obras escultóricas, pictóricas y textiles procedentes de más de un centenar de localidades.

En esta edición se está interviniendo en treinta y cinco piezas de veintitrés localidades, seleccionadas entre «el abundante y valioso patrimonio artístico palentino», ha señalado José Luis Calvo, entre las que se incluyen piezas de autores tan significativos como Alejo de Vahía, Juan de Valmaseda y Juan de Villoldo.

Entre ellas hay obras de pueblos grandes y de pueblos «muy pequeñitos», ha añadido el delegado de Patrimonio, asegurando que no sería posible restaurar estas «extraordinarias» obras de arte sin la colaboración de la Diputación, que destina este año 120.000 euros a esta iniciativa.

Al respecto Armisén ha mostrado la satisfacción de la institución por su contribución a este iniciativa que «consigue devolver cada año a unas decenas de piezas artísticas el gran valor, además de responder al aprecio que se tiene de ellas en las localidades en las que se conservan».

Porque, como ha incidido la presidenta de la Diputación, «poner en valor y restaurar el patrimonio contribuye a mantener las tradiciones y la cultura en la provincia».

De la restauración se encarga un equipo formado por diez restauradores titulados, entre ellos ocho especialistas en pintura y escultura y dos especialistas en textiles, que durante medio año se encargarán de la restauración de once piezas textiles, entre ellas dos trajes de macero de la Diputación, dos sagrarios de Capillas y Lebanza, un pequeño retablo de Cisneros, ocho pinturas sobre tabla, cuatro sobre lienzo y nueve esculturas.

Entre las esculturas, el delegado de Patrimonio ha destacado la intervención que se está realizando en el Cristo de Osorno, una pieza del siglo XVI, con el que se hace el Desenclavo en Semana Santa, o el Cristo del Amparo de la parroquia de Santa María de Carrión de los Condes, del siglo XV, que también procesiona, por lo que se está haciendo «un gran esfuerzo» para que estas piezas estén listas en Semana Santa.

Porque como ha señalado Calvo, las piezas que se restauran en este taller «no son solo obras de arte, son obras de arte en el culto».

Junto a ellas, recuperan su imagen original casullas y dalmáticas, capas pluviales, oleos sobre tabla, tallas, lienzos, sagrarios, y hasta trajes regionales, que, una vez restaurados formarán parte de la exposición Patrimonio Restaurado que se celebra desde 2014 en el Centro Cultural Provincial de la capital.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...