La Diputación de Burgos exige a la Junta y al Arzobispado retomar el Convenio Goteras original

La Diputación acuerda por unanimidad de todos los grupos exigir a la Junta de Castilla y León y al Arzobispado que vuelvan a aportar 400.000 euros cada uno

La Junta se desvinculó del programa y la Iglesia redujo su aportación a la mitad

Ha llegado el momento de retomar el Convenio Goteras en todas su extensión. Así al menos lo entiende la Diputación, que hoy ha acordado por unanimidad de todos los grupos exigir a la Junta de Castilla y León y al Arzobispado de Burgos que vuelvan a aportar lo pactado en su día (400.000 euros cada uno) para financiar las obras de reparación y rehabilitación de templos en la provincia.

La exigencia, que no es nueva, ha partido en esta ocasión desde Imagina Burgos, que ha elevado al pleno una propuestadestinada inicialmente a exigir la reincorporación de la Junta al programa después de que se desvinculara de él de manera unilateral en 2010. Finalmente, los grupos han extendido la exigencia al Arzobispado, que a pesar de seguir financiando el programa, hace varios años redujo su aportación a la mitad. De esta forma, el programa, inicialmente planteado para invertir 1,2 millones de euros anuales en la reparación de templos, ha contado en los últimos ejercicios con un presupuesto de 600.000 euros. Sólo la Diputación ha mantenido su compromiso inicial. Y eso a pesar de que es la única de las tres instituciones involucradas en el mismo que en realidad no tiene competencias directas.

En este sentido, el portavoz del Equipo de Gobierno, Borja Suárez, ha recordado que la Ley de Patrimonio de la Junta obliga a la Administración Autonómica a proteger todos los Bienes de Interés Cultural (BIC),cediendo esa competencia a los titulares de los inmuebles en el caso de que no tengan esa declaración. En suma, esta normativa implica que es el Arzobispado el encargado de promover todas las obras de reforma en aquellos templos que sean de su propiedad (la inmensa mayoría).

Con esa idea en la cabeza, y a petición del PSOE, Imagina ha incluido una adenda a su propuesta, nombrando de manera específica al Arzobispado y exigiéndole que vuelva a aportar la financiación anual comprometida hace ahora una década para desarrollar el programa.

Mantenimiento

Asimismo, la formación multicolor ha aceptado una segunda adenda a su propuesta, en este caso puesta sobre la mesa por Ciudadanos, que considera “fundamental” exigir garantías de “mantenimiento” de los templos una vez realizadas las obras. Y es que, según ha subrayado Lorenzo Rodríguez, portavoz de Ciudadanos en la Diputación, hay que asegurar que lo invertido no se pierda por deficiencias en la conservación posterior de los templos.

Lo que finalmente no ha reflejado la propuesta es la exigencia puesta sobre la mesa también por la formación naranja mediante la que se pretendía que el Arzobispado mantuviera inalterables los bienes que se encuentran dentro de los templos (retablos, ornamentos, etc). Y es que, tal y como ha subrayado Suárez, el Convenio Goteras sólo hace referencia “al continente” y no al “contenido”, que es propiedad exclusiva de la Iglesia y, por lo tanto, puede hacer con él lo que quiera.

Con todo, la instancia aprobada hoy por parte de la Diputación en pleno no podrá tener efectos, al menos, hasta el próximo ejercicio, toda vez que hace apenas unos meses se firmó la renovación del convenio entre la Institución provincial y el Arzobispado. Fruto de ese convenio, a lo largo de los próximos meses se llevarán a cabo diferentes obras de reparación en los numerosos templos de la provincia que en muchos casos se encuentran en estado de ruina o, como poco, semiruina. A partir de ahí, la pelota está en el tejado de la Junta y del Arzobispado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...