La Diputación de Álava y el obispado destinan 417.400 euros a la conservación del patrimonio religioso

La Diputación de Álava y la Diócesis de Vitoria han renovado sus convenios para el cuidado y conservación del patrimonio artístico de la institución religiosa, dotados con 417.400 euros, repartidos a partes iguales entre ambas instituciones.

Tres convenios firmados

204.000 euros
1. Iglesia Natividad de Nuestra Señora de Arcaya (proyecto y obra. 132.000 euros). 2. Iglesia La Concepción de Virgala Menor (fase II de la obra – 58.000 euros). 3. Iglesia de San Juan de Manzanos (realización del proyecto – 6.000 euros). 4. Iglesia de San Martín de Leza (realización del proyecto – 8.000 euros.
48.000 euros
1. Retablo de Morillas (29.886,49 euros). 2. Cristo de Zambrana (6.498,31 euros). 3. Andra Mari de Sallurtegi (3.888 euros). 4. Imagen de vestir de Legutio (1.048,80 euros). 5. Retablo de Uzkiano (3.678,40 euros). 6. Desinsectación del retablo de Ali (3.000 euros).
165.400 euros
Gastos de gestión y funcionamiento del Museo de Arte Sacro.

Los convenios están destinados a conservar, rehabilitar o restaurar bienes, obras de arte o inmuebles propiedad del Obispado. Ambas instituciones invertirán 102.000 euros cada una (204.000 euros en total) en cuatro obras o proyectos a realizar en las iglesias de Arcaya (132.000 euros), Virgala Menor (58.000 euros), Manzanos (6.000 euros) y San Martín de Leza (8.000 euros).

También se destinarán fondos a restaurar el retablo de Morillas (9.886,49 euros), Cristo de Zambrana (6.498,31 euros), Andra Mari de Sallurtegi (3.888 euros), imagen de vestir de Legutio (1.048,80 euros), retablo de Uzkiano (3.678,40 euros), así como la desinsectación del retablo de Ali (3.000 euros).

También se ha firmado un convenio para sufragar los gastos de gestión del Museo de Arte Sacro. Cada una de las dos instituciones firmantes del acuerdo aportará 82.700 euros.

La diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, y el vicario general de la Diócesis de Vitoria, Carlos García Llata, plasmaron ayer su compromiso «con el cuidado y conservación del patrimonio». Llata destacó la restauración del retablo mayor de San Pedro de Morillas y recordó que «es bien cultural calificado con la máxima categoría de Monumento desde 1999 y uno de los pocos ejemplares alaveses compuesto de tablas pintadas, perteneciente al primer Renacimiento –siglo XVI– y que servirá además para reactivar el culto en la Iglesia y potenciar el interés cultural en la zona rural».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...