La derecha mediática, en campaña a favor de la religión en la escuela

No sorprende que el semanario ultracatólico Alfa y Omega defienda la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas, o que rechace que una asignatura como Educación para la Ciudadanía enseñe a los niños los distintos tipos de familias legales, incluidos los matrimonios gays, que existen en España. Lo que llama la atención es la burda forma de tratar de vender su producto, acompañando sus agrios artículos contra el Gobierno con fotos en las que puede verse un rebaño de ovejas, un niño abandonado o una lavadora en portada. El arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, advierte del riesgo de la “inaceptable intromisión del Estado en la educación moral de los alumnos”.

Rouco defendió que la tarea educativa “presupone y comporta siempre una determinada concepción antropológica, razón por la que la Iglesia, bien por medio de la creación de sus propias escuelas, bien por la enseñanza religiosa y moral, se ha hecho presente en los centros educativos”. Afirmó después que al Estado “no le corresponde imponer un determinado modelo educativo para todos”. ¿Quiero eso decir que al Estado le "corresponde imponer" el modelo que la Iglesia proponga?.

“Laicismo radical y excluyente”
El arzobispo de Madrid denunció también que algunos sectores “pretenden excluir a los católicos de la vida pública y acelerar la implantación del laicismo y del relativismo moral como única mentalidad compatible con la democracia”. Criticó el “laicismo radical y excluyente”y recordó la última Instrucción pastoral sobre la situación actual de España en la que se afirmaba: “En no pocos ambientes resulta difícil manifestarse como cristiano.

Derechos fundamentales
Alfa y Omega recupera, por su relevancia, las palabras del portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Martínez Camino, sobre la nueva Ley Orgánica de Educación: “No respeta e incluso vulnera derechos fundamentales”. La asignatura de religión y el polémico asunto de los profesores de religión, que son nombrados y despedidos por la Iglesia pero pagados por el Estado, son algunos de los asuntos que más preocupan.

Insumisos católicos
El tercer vértice de esta guerra abierta contra el Gobierno socialsita es la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que enseñaría a los niños asuntos como la legalización en España de los matrimonios homosexuales, algo que la Iglesia considera “ideología de género”. Camino y otros muchos responsables eclesiásticos han defendido la objeción de conciencia ante esta nueva asignatura que se impartirá a partir del curso que viene.

Testimonios relevantes
Se aportan también varios testimonios de personajes públicos preocupados con el asunto de la religión. El vicepresidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, calificó Educación para la Ciudadanía de “amenaza nefasta para la tranquilidad que demanda la actividad educativa”. La locutora de la emisora de los obispos Cristina López Schlichting, habló de “razones ideológicas que han llevado a la enseñanza a unos niveles de falta de calidad y de libertad verdaderamente preocupantes”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...