La Delegación del Gobierno autoriza ahora la manifestación atea

Será el viernes a favor de la libertad de expresión y de que las instituciones protejan la aconfesionalidad del Estado

Después de prohibirla en Semana Santa, la Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado ahora a la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL) a concentrarse el próximo viernes a favor de la libertad de manifestación, de la libertad de expresión y de que las instituciones protejan la aconfesionalidad del Estado. Según fuentes de la Delegación, esta marcha, solicitada por la AMAL en Semana Santa viendo que la denominada procesión atea que querían llevar a cabo el Jueves Santo no tenía visos de prosperar, cumple con los requisitos exigidos para celebrarse, por lo que la Delegación no la prohíbe.

La manifestación comenzará a las ocho y media de la tarde en la calle Santa Isabel del barrio de Lavapiés y finalizará en la plaza de este barrio. Las mismas fuentes han precisado que los convocantes "han variado el objeto" de la convocatoria con respecto a la procesión atea que solicitaron para el Jueves Santo. Esta procesión fue vetada el 15 de abril por hasta 11 razones. Entre ellas alegaron que el recorrido propuesto discurría por una zona con "múltiples parroquias" y con nombres de calles "relacionados con la simbología católica", así como el contenido de unos carteles que anunciaban la marcha que incluían la participación en el acto de la "hermandad de la santa pedofilia" o de la "cofradía de la virgen del mismísimo coño". "Ese cartel que se nos ha achacado no ha salido de la organización", aseguraron los organizadores de la marcha.

Protestar "contra el retroceso de las libertades"

Los convocantes recurrieron al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que ratificó el 20 de abril esa resolución al entender que la marcha infringía el derecho a la libertad religiosa y suponía un riesgo para el orden público. Así lo determinó la Sección Novena de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, integrada por cinco magistrados, en una sentencia que contó con dos votos particulares, uno de ellos discrepante.

En declaraciones a este periódico, el presidente de AMAL, Luis Vega, explicó que la marcha del 13 de mayo no solo será una crítica a la Iglesia, porque con la decisión de prohibir la procesión atea "la polémica hace que se trate ya de una implicación política de la Delegación del Gobierno y del Ayuntamiento de Madrid". Vega precisó que quieren protestar "contra el retroceso de las libertades" de los ciudadanos.

Su propuesta agitó pasiones y tres colectivos se querellaron contra ellos: un grupo de 10 denunciantes, siete de ellos abogados, la Asociación Estatal de Abogados Cristianos, que acusa a los organizadores de "enaltecimiento del terrorismo", y HazteOir.org, que los denuncia por un delito de "genocidio".

———————–

Ver convocatoria: AMAL convoca una manifestación el viernes 13 de mayo por Lavapiés

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...