La Cornisa de San Francisco el Grande se transformará a pesar de los vecinos

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado definitivamente este viernes en Pleno el Plan Parcial para remodelar el ámbito de San Francisco el Grande. Una vecina del distrito de Centro irrumpió en la sala de Plenos al grito de "No queremos cemento en la Cornisa".

La corporación municipal aprobó con los votos del PP esta operación, gestada en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana, que contempla la construcción de cinco edificios propiedad del Arzobispado, varios equipamientos y más zonas verdes, a la espera del recurso contencioso-administrativo interpuesto por el movimiento vecinal.

La delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, defendió que el equipo de Ruiz-Gallardón no estaba al frente del Gobierno de Madrid cuando se iniciaron las negociaciones del plan de reforma de la Cornisa, cuyas bases, aseguró, vienen de 1997. Martínez argumentó que el actual Gobierno municipal no ha conferido derechos al Arzobispado que no tuviera adquiridos ya y que sólo ha podido establecer limitaciones y condiciones en beneficio de los madrileños.

Los dos grupos de la oposición acusaron al Ejecutivo de Alberto Ruiz-Gallardón de "complicidad" con el Arzobispado de Madrid, a quien "han autorizado a destruir" la Cornisa de San Francisco el Grande "al otorgarle 25.500 metros cuadrados de edificabilidad para levantar cinco edificios en un talud asociado históricamente a la imagen de la capital".

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, David Lucas, subrayó que una vez aprobada esta "fechoría urbanística y atropello histórico" Alberto Ruiz-Gallardón será recordado como "el alcalde que tapó la Cornisa de Madrid". Lucas espetó al alcalde si es que "no se da cuenta de que está destruyendo un espacio histórico y unas zonas verdes a cuya alteración se oponen tajantemente los vecinos, como están demostrando hoy en la Plaza de la Villa".

Tropelía

En nombre de IU, el concejal Ángel Lara, acusó al Gobierno de "destruir la configuración de una zona emblemática" y de no tener en cuenta "jamás" la opinión de los vecinos y de los grupos de la oposición, "que llevan diez años oponiéndose con pasión y sin desmayo a esta tropelía", agregó. Lara calificó el Plan Parcial de "atentado irremediable" contra la Cornisa y dijo que el Gobierno municipal no ha dudado en ceder "a la voracidad insaciable del Arzobispado, a pesar del expolio de zonas verdes que supone para los vecinos".

En la votación final, una vecina comenzó a gritar contra la decisión, una protesta que viene a sumarse a la de decenas de vecinos que se manifestaban desde primera hora de la mañana en la Plaza de la Villa. Medio centenar de vecinos del distrito Centro se concentraban, mientras tanto, en la Plaza de la Villa para reclamar que el Plan Parcial no siguiera adelante.
'Clero y Gallardón roban un montón', 'Vaticano dos en Madrid no', 'Las calles y los parques son nuestros, ¿por qué no nos preguntan?' fueron algunos de los lemas que se podían leer en las pancartas que portaban.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...