«La Constitución obliga a los partidos religiosos a cambiar de estrategia»

Entrevista con Kamal el Helbawy, vicepresidente del comité constitucional egipcio: «El artículo dos permanece invariable: el islam es la religión del Estado y los principios de la «sharia» son la única fuente de legislación.»

A sus 74 años, El Helbawy es la figura más controvertida del "comité de los 50" que desde septiembre a diciembre pasados elaboró la Constitución que los egipcios votan mañana martes y el miércoles. Quien fuera durante décadas el rostro de la sucursal internacional de los Hermanos Musulmanes, con sede en Londres, se ha convertido en su principal detractor. Crítico con las ambiciones de poder de la cúpula del movimiento islamista, desertó en 2012. Tras el derrocamiento de su viejo camarada Mohamed Mursi, aceptó representar a una corriente islamista que le tilda de traidor. Una misión que -asegura- ha cumplido con total libertad. "Viví en el exilio durante 23 años. Si hubiera sentido la más mínima presión, no solo de los militares sino de cualquier otro estamento, no hubiera aceptado el cargo de vicepresidente", confiesa en una entrevista a EL MUNDO desde su caótico despacho en el distrito cairota de Medinat Naser.

¿Es la nueva Constitución mejor que la aprobada durante la presidencia de Mursi?
Por supuesto. Esta Constitución amplia derechos y libertades y reconoce por primera vez la igualdad de hombres y mujeres en todos los ámbitos. No hace distinciones entre ciudadanos en razón de su religión. Por ejemplo, cualquiera tiene derecho a aspirar a la presidencia del país si quiere. Además se asigna un porcentaje del PIB a la inversión estatal en sanidad, educación e investigación científica.
 
Como representante de la tendencia islamista, ¿Se preserva la identidad islámica del Estado y el papel de la "sharia" (ley islámica)?
Sí. El artículo dos permanece invariable: el islam es la religión del Estado y los principios de la "sharia" son la única fuente de legislación. El preámbulo de la Constitución señala que la autoridad competente para interpretar la "sharia" es el Tribunal Constitucional. Lo que sí hemos suprimido respecto a la Constitución de 2012 es el artículo 219 (que abría la puerta a una interpretación islamista de la ley). Era el peor de la Carta Magna porque, en lugar de usar un lenguaje claro, se escogió una formulación que solo era comprensible para los expertos de "fiqh" (jurisprudencia islámica).
 
Se prohíbe además la formación de partidos con base religión, una cláusula que ya aparecía en constituciones anteriores…
El texto obligará a los partidos religiosos a enmendar su estrategia y los requisitos para militar en sus filas. Tendrán que permitir que cualquier miembro, mujer u hombre y cristiano o musulmán, pueda ocupar todos los puestos del organigrama.
 
¿Puede esta prohibición forzar una reconversión de la Hermandad?
El liderazgo ya ha cambiado. La cúpula está encarcelada y hay un movimiento interno que va a juzgar a la que ha sido hasta ahora la élite de la organización. El grupo tiene actualmente dos corrientes: una moderada y otra violenta. Al final ganará la moderada, que es más numerosa, y podrá regresar a la vida política si acepta las reglas de juego. Yo, en cualquier caso, les sugiero que se alejen de la política durante los próximos diez años.
 
La disidencia secular denuncia que la Constitución preserva los privilegios de los uniformados…
No es cierto. El anterior texto establecía que el ministro de Defensa sería designado por la Junta Militar de manera indefinida. Eso ya no ocurre. Se ha limitado esa potestad a las dos próximas legislaturas. Lo mismo sucede con los juicios militares a civiles. Hemos estrechado mucho esa posibilidad. No está permitido que ningún civil sea juzgado frente a un tribunal militar salvo en tres supuestos: ataques a una instalación militar, personal del ejército y bienes castrenses.
 
Para salvar las diferencias, el comité decidió en la última votación dejar en manos del presidente interino la decisión de modificar el calendario electoral para celebrar primer las presidenciales…
Abrimos esa puerta para darle más libertad a los legisladores. Espero y deseo que las presidenciales tengan lugar primero porque será más fácil en el caso de que Abdelfatah al Sisi concurra.
 
¿Usted apoya su candidatura?
Hay una amplia mayoría social que se lo reclama pero yo personalmente prefiero que se concentre en la seguridad nacional, el asunto al que dedica ahora las 24 horas del día.
 
A finales de diciembre el Gobierno interino declaró "grupo terrorista" a la cofradía de la que usted fue miembro. ¿Respalda la medida?
Es lo que dicta el gobierno. No soy quien decide pero los Hermanos Musulmanes aceptaron acciones terroristas en Rabea (una de las acampadas de El Cairo disuelta por las fuerzas de seguridad en agosto). Cuando Asem Abdelmaged (líder de la ex organización terrorista Al Gamaa al Islamiya) dijo desde la tribuna que sus mártires irían al paraíso y los asesinos al infierno, la Hermandad no rechazó sus palabras. En Rabea, además, fue la primera vez que vimos una bandera de Al Qaeda en El Cairo.
 
Los islamistas han convocado manifestaciones para los dos jornadas de referéndum…
Quieren arruinar el plebiscito pero no podrán. Son como niños que se autolesionan. Boicotean porque fueron apartados del poder.
 
Kamal el Helbawy Egipto

Instante de la entrevista con Kamal el Helbawy, vicepresidente del comité constitucional egipcio. F. CARRIÓN

Archivos de imagen relacionados

  • Kamal el Helbawy Egipto
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...