La Conferencia Episcopal culpa ahora a los periodistas de su pérdida de influencia

Poca autocrítica y ninguna mención a la COPE

Los obispos españoles vuelven a cargar contra los medios de comunicación, no contra los suyos, evidentemente. Al resto, por tanto, de medios, los culpa en parte de la pérdida de creyentes que viene sufriendo la Iglesia en los últimos años. El resto de responsabilidades las reparten entre la secularización que “está padeciendo la sociedad española” y, en menor medida, a que ellos mismos se han “equivocado” al dejar en segundo plano los aspectos espirituales de la formación cristiana.

Según la carta de los obispos, con motivo mañana de la celebración de Pentecostés, los juicios de sus creyentes “ya no parten del Evangelio” ni de las enseñanzas eclesiásticas, “sino de las opiniones de los demás, de los criterios sociales y de las presentaciones parciales, sesgadas y distorsionadas que, en bastantes casos, hacen de la Iglesia algunos medios de comunicación”.

La secularización que padece España
Otras culpas buscadas fuera de su propio entorno para justificar el “desinterés por la formación cristiana”, son la ruptura de la cadena de transmisión de la fe cristiana dentro del núcleo familiar, así como la secularización que “está padeciendo la sociedad española”. Según los obispos, los cristianos de hoy en día viven de una fe heredada, pero no personalizada. Esta situación les ha llevado a tener una visión “totalmente deformada” de lo que es la Iglesia.

El discreto mea culpa
Pocas son las culpas propias que han encontrado los obispos. La única, según ellos, es la de haberse centrado demasiado en la doctrina, en lugar de hacer “cristianos adultos en la fe, enamorados de Jesucristo y de su Iglesia”. Sin embargo, la Conferencia Episcopal prepara acciones al respecto, ya que considera "muy urgente" emprender una formación cristiana integral de todos, también de los alejados de la Iglesia. De la cadena COPE, ni una sola crítica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...