La Confederación de STEs-i afirma que sólo merece la pena un pacto educativo si sirve para potenciar la escuela pública que desea la mayoría de la sociedad

El hecho de que se concibiese el posible Pacto Educativo como un acuerdo exclusivamente político entre grupos parlamentarios, al margen de la comunidad educativa y mediante deliberaciones secretas, solo podía conducir, en el peor de los casos, al triunfo de las tesis más conservadoras de la derecha en materia educativa.

La Confederación de STEs-intersindical quiere llamar la atención, mediante este comunicado de prensa, sobre la situación en que ha quedado la Subcomisión Parlamentaria que trata el asunto del Pacto Educativo tras el anuncio de abandono de la misma por parte del Partido Socialista Obrero Español. Para la Confederación de STEs-i, el anuncio realizado por el PSOE de retirarse de la negociación del pacto, es la consecuencia final de toda la dinámica que ha mantenido la citada Subcomisión durante muchos meses.

En efecto, para esta Confederación el hecho de que se concibiese el posible Pacto Educativo como un acuerdo exclusivamente político entre grupos parlamentarios, al margen de la comunidad educativa y mediante deliberaciones secretas, solo podía conducir, en el peor de los casos, al triunfo de las tesis más conservadoras de la derecha en materia educativa o, a lo que finalmente parece que está ocurriendo, es decir, a que la Subcomisión del Parlamento deje de funcionar en la medida que parte de sus miembros la abandonen.

Desde la Confederación de STEs-i somos conscientes de que ahora se van a desencadenar fuertes presiones sobre los grupos de izquierdas que componen la Subcomisión para que vuelvan al redil de la negociación; presiones tanto de la derecha política y mediática como del entramado social y económico que hay alrededor de las patronales de la enseñanza privada. En este sentido, esta Confederación quiere hacer un llamamiento tanto al PSOE como a Unidos Podemos, para que mantengan una postura unitaria y común de firmeza frente a las presiones que estamos anunciando.

En nuestra organización sindical estamos convencidos de que sí puede haber un Pacto Educativo, pero para ello hay que cambiar radicalmente la dinámica que ha venido teniendo la discusión parlamentaria en la citada Subcomisión. Sólo rompiendo el hermetismo que ha habido durante más de un año, y estableciendo un cauce formal, eficaz y efectivo de participación en la negociación de la comunidad educativa, se puede avanzar en el sentido que quiere una mayoría social del Estado Español. Mientras el acuerdo se plantee como un pacto secreto entre grupos parlamentarios, el resultado sólo puede ser un cambalache político en el que los sectores educativos conservadores (los minoritarios socialmente) van a tener mucho que ganar y nada que perder, mientras que la mayoría social que anhela el progreso de la enseñanza pública verá frustradas, una vez más, sus expectativas.

En definitiva, en la Confederación de STEs-i creemos firmemente que hay una mayoría social que aboga por potenciar una escuela pública laica, gratuita, de calidad, inclusiva, coeducativa y democrática, por aumentar sustancialmente su financiación y por revertir todos los recortes. En consecuencia no tiene ningún sentido un pacto que no sirva para avanzar en esta dirección. Por el contrario, si se mantiene una postura común y firme de los partidos de la izquierda, se articula un mecanismo de negociación que permita la participación de la comunidad educativa, y quedan muy claros los objetivos que acabamos de esbozar para nuestra escuela pública, merecerá la pena y habrá más posibilidades de que haya un pacto como el que desea la mayoría de la sociedad.

Secretariado de STEs-intersindical

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...