La Comunidad de San Viator reconoce la detención de un religioso por pornografía infantil

La Comunidad de Clérigos de San Viator en España reconoció este martes la detención por las autoridades chilenas de uno de sus religiosos, José Ángel Arregui, acusado de tenencia de pornografía infantil. El religioso detenidoe n Chile filmó a menores en Madrid, según el testimonio de la policía.

El religioso español José Ángel Arregui, detenido en Chile desde el 14 de agosto de 2009 acusado de tenencia de pornografía infantil, filmó los abusos sexuales que presuntamente cometió contra al menos una quincena de menores entre 2002 y 2005 en Madrid, informaron fuentes policiales. El subprefecto Jaime Jara, jefe de la brigada de delitos sexuales de la Policía de Investigaciones chilena (PDI), declaró a Efe que tras la detención el religioso les entregó una gran cantidad de discos compactos y fotografías de los supuestos abusos.

Arregui, profesor de 53 años en algunos centros de la Comunidad de San Viator en España, instaló una cámara oculta en las dependencias de un colegio madrileño para registrar los abusos sexuales, según la fuente policial.

El subprefecto dijo que la policía chilena utiliza "constantemente" herramientas informáticas para controlar la información que los usuarios se descargan de la red. De este modo se percataron de que alguien descargaba pornografía infantil desde el Liceo Politécnico El Señor, en la comuna (municipio) de Renca, al norte de Santiago.

En el ordenador de la residencia los detectives de la PDI descubrieron una carpeta con el nombre del detenido, en la que originalmente estaba el material pornográfico, que había sido borrado, aunque posteriormente él mismo lo entregó. El subprefecto precisó que la policía española ya ha identificado a alrededor de una decena de los menores víctimas de los abusos.

Destacó, además, la cooperación con la Guardia Civil española, que permitió la detención del religioso, en prisión preventiva a disposición de la Fiscalía Occidente de Maipú.

El próximo 26 de marzo se celebrará un juicio abreviado, donde las autoridades españolas pueden solicitar la extradición.

En España, la Comunidad de Clérigos de San Viator reconoció la detención de Arregui y ofreció su colaboración para el esclarecimiento de los hechos. Si las investigaciones iniciadas, añade, "condujeran a una posterior sentencia condenatoria, manifestaremos como congregación y como entidad educativa nuestra más rotunda condena sin el más mínimo paliativo".

"Cualquier delito contra la libertad sexual -recalcan los viatorianos- supone una grave alteración del orden moral y un repugnante atentado contra la dignidad humana, y lo es aún más en los casos en los que afecta a menores".

Explican asimismo que "la congregación ha incoado un expediente informativo que, si se llegara a verificar la comisión de algún hecho delictivo, conllevaría la solicitud de expulsión del mencionado religioso".

El comunicado finaliza afirmando que, "consciente del interés que estos hechos pueden despertar en la opinión pública, la congregación se compromete a facilitar diligentemente la información oportuna si surgieran nuevos datos relevantes".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...