La Comisión Islámica propone adaptar los exámenes de selectividad al Ramadán

La adaptación de los exámenes al Ramadán podría hacerse a partir del curso que viene. El Ministerio se ha comprometido a estudiar la propuesta y reunirse para valorar posibles soluciones.

Queda una semana para que den comienzo los exámenes de acceso a la Universidad, que coincidirán justo en mitad de esta semana con el comienzo del Ramadán, festividad musulmana conocida por el ayuno durante las horas de sol

Por este motivo, la Comisión Islámica de España (CIE) ha solicitado al subdirector general de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Jaime Rosell, adaptar las pruebas al mes de Ramadán. La propuesta consiste en adelantar o atrasar la fecha de los exámenes o bien, cambiar las pruebas vespertinas a horarios matutinos -ya que por la noche se rompe el ayuno-.

Este año el Ramadán durará del 7 de junio al 6 de julio y ‘’en los próximos años, el mes de Ramadán, transcurrirá en los meses de junio (próximos tres años) y mayo (años siguientes), fechas en las que tradicionalmente se celebran exámenes finales en las universidades españolas y en los institutos, siendo momentos muy importantes para el futuro de nuestros jóvenes’’, explica el comunicado enviado a Jaime Rossel.

En otros países, como Reino Unido, ya se ha hecho algo similar y aquí el Ministerio de Educación se ha comprometido a estudiar la propuesta y a reunirse para valorar posibles soluciones.

La comunidad de jóvenes musulmanes de Aragón y Valencia se oponen, sin embargo, a cualquier tipo de adaptación de los exámenes. Iman Laroi, española y descendiente de inmigrantes, a la salida de uno de sus exámenes finales de Bachillerato explica al Heraldo de Aragón que tendrá exámenes por la mañana y por la tarde las tres jornadas pero no cree que el ayuno vaya a afectar a sus capacidades físicas ni mentales. «Si otros años hemos podido salir por las tardes, jugar y aprovechar el día, podemos hacer los exámenes. El Ramadán implica esforzarse, no quedarse en la cama durmiendo para soportar el ayuno», explica Laroi.

Este año no se cambiarán los exámenes

Riay Tatary Bakry, presidente de la Comisión Islámica de España, explica a bez.es que todavía están en ello: ‘’Hemos tenido una reunión y estamos trabajando para presentar una serie de sugerencias al Ministerio de Educación, que tendrá que estimarlo consecuentemente’’ explica Tatary. Por tanto, este año la selectividad seguirá su curso ‘’ya que pilla a mitad de selectividad, las propuestas se harán de cara a 2017’’.

A siete días del comienzo de los exámenes, Ceuta y Melilla son las únicas Comunidades que todavía no tienen puesta la fecha según indica el Ministerio de Educación.

¿Religión islámica en las aulas a partir del curso que viene?

Desde hace 24 años los musulmanes en España tienen derecho a dar clase de religión islámica, pero no se practica. La Ley 26/1992, de 10 de noviembre, aprobó el Acuerdo de Cooperación del Estado Español con la Comisión Islámica de España. Que establece que se garantiza a los alumnos musulmanes, a sus padres y a los órganos escolares de gobierno que lo soliciten, ‘’el ejercicio del derecho de los primeros a recibir enseñanza religiosa islámica en los centros docentes públicos y privados concertados, siempre que, en cuanto a estos últimos, el ejercicio de aquel derecho no entre en contradicción con el carácter propio del centro, en los niveles de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria’’.

En España hay 281.725 alumnos musulmanes que, según el Acuerdo de Cooperación de 1992, tienen derecho a cursar una asignatura de religión islámica en las aulas. Pero la realidad es muy diferente, ya que sólo existen 48 profesores que imparten esta asignatura en el país. Desde la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) insisten en que el 95% de los alumnos no tiene clases de religión.

Según relata Ignacio Cembrero, en su libro la España de Alá, en 1996 la Comisión Islámica se reunió con la Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña para solicitar este tipo de asistencia educativa que se tomó en cuenta, pero todavía no se ha realizado. Este es un ejemplo claro de lo que ocurre en el resto de Comunidades Autónomas en España.

‘’Las Autonomías guardan silencio a la hora de explicar por qué no imparten clases religiosas’’, explica un informe de UCIDE. Desde 2014, el País Vasco sí que imparte estas clases con profesores contratados por el Ministerio de Educación.

Riay Tatary considera muy importante el papel de la escuela pública en la enseñanza de la religión islámica para que los niños y jóvenes sean conscientes de que “las atrocidades que cometen los terroristas van en contra de la esencia misma del Islam, que reside en la protección de la vida”. Pero también advierte contra el fanatismo totalitario y la islamofobia, con expresiones violentas de grupos de ultraderecha como las que se han visto en Madrid ante la mezquita de la M-30 tras los atentados de Bruselas

Cembrero apunta a que ha habido múltiples quejas, pero ninguna denuncia. El desconocimiento de los recursos que tienen a su alcance para respetar sus derechos refleja una ligera pasividad.

El debate llevaba encima de la mesa mucho tiempo hasta el pasado marzo, cuando el Gobierno en funciones dio el visto bueno al programa de la religión islámica en los colegios públicos y concertados no vinculados a la Iglesia Católica y a sus órdenes religiosas. Desde el 14 de marzo están publicados en el BOE los planes de estudios a seguir tanto en Primaria, como en Secundaria y Bachillerato.

La decisión se tomó tras los trágicos atentados de Bruselas y uno de los objetivos que busca, en pie de igualdad con la religión católica, es precisamente prevenir el radicalismo, el fanatismo y el terrorismo yihadista. En España hay cerca de un millón de musulmanes, de los que el 40% son españoles de nacimiento, pero la asignatura de religión islámica se imparte en muy pocos centros y solo está normalizada en el País Vasco.

En los programas elaborados por la Comisión para todos los niveles educativos, desde el segundo ciclo de enseñanza infantil hasta el último curso de bachillerato, los expertos inciden en el rechazo de la intolerancia, el fanatismo y el terrorismo. En cuarto curso incluyen como conocimientos evaluables las siguientes cuestiones relacionadas con la violencia terrorista:

– Conoce y valora la definición de la crítica, diferenciando el uso, abuso y mal uso que de ella realiza el fanatismo y analiza en el uso del lenguaje oral integrista, la carencia de humanismo, de reconocimiento y respeto a los demás y la falta de resolución pacífica de conflictos.

– Reconoce y analiza la necesidad social y personal de conocer en qué momento del proceso de radicalización un individuo se identifica con el radicalismo violento, valorando a la población de jóvenes como grupo de riesgo y la importancia de los momentos tempranos como estrategia de prevención contra las perversiones del radicalismo violento.

– Recuerda, analiza y argumenta fenómenos antisociales, formulando hipótesis para evaluar procesos temporales de radicalización violenta y para su detección.

– Define terrorismo, mostrando con claridad el uso bibliográfico, audiovisual y de las TIC, tomando conciencia del daño a las víctimas, la intencionalidad manifiesta contra valores y principios y su criminalidad expresiva. 

– Conoce y analiza la externalización reaccionaria de la radicalización, la exhibición de signos de atracción hacia la violencia y extrae valoraciones, diferenciándose de la convicción, conciencia y aspecto público de la religiosidad sin estigmatizar.

– Reacciona ante un acto terrorista promoviendo estrategias para lograr su prevención. 

– Conoce, analiza y explica hechos viles, inhumanos, genocidios, crímenes de guerra y que surjan de sus iniciativas e interés cercano, resaltando los valores constitucionales de igualdad ante la ley, sin discriminación por razón de religión, raza, sexo o cualquier circunstancia social o personal.

– Describe y analiza los aspectos educativos, preventivos y de las redes sociales en el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta, logrando mayores niveles en estrategias de detección. 

– Valora la actitud del Estado y del Gobierno para proteger a toda la ciudadanía y garantizar sus libertades frente a cualquier acto y actividad violenta.

– Toma conciencia del fenómeno planetario del terrorismo internacional, conociendo las claves del discurso terrorista.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...