La Comisión Islámica de Melilla saca los fieles a la calle

Convocados por la Comisión Islámica de Melilla (CIM) unos 1.000 musulmanes melillenses caminaron ayer, al terminar la oración del Assar, desde la Mezquita Central hasta la plaza de España para protestar por la prohibición de importar, para consumo propio, carne, pollo y pescado de Marruecos, donde lo suelen comprar porque es más barato. Es la primera vez que esta institución religiosa convoca una manifestación que contó con el apoyo de Coalición por Melilla, la oposición musulmana al PP.

Al grito de "¡Delegado dimisión!" el cortejo pidió la renuncia de Antonio María Claret porque el "exceso de celo" de la Guardia Civil ha cortado de raíz esa costumbre instaurada desde hace años. Los "contrabandistas" melillenses han visto su comida incautada y han sido multados en virtud de un real decreto de 1993 sobre las "vacas locas". Claret asegura que en las fronteras de Melilla se hacen "exactamente los mismos controles que se hacían antes".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...