La clase cívica de HazteOír contra EpC acaba en insultos y agresiones

El insulto y la ridiculización. ?sas son las armas que la plataforma ultraconservadora HazteOír utilizó para protestar frente al Ministerio de Educación contra la asignatura Educación para la Ciudadanía.

Tal y como denuncia el portavoz de Arcópoli, asociación de gays y lesbianas, Hazte Oír parodió una clase de EpC en la que se llegó a decir que los libros de esta asignatura recogen que hay “matrimonios hombre-mujer, mujer-mujer, hombre-hombre y hombre-mono”. Ante este último insulto, miembros de Arcópoli protestaron, por lo que los integrantes de HazteOír comenzaron a increparlos, tratándolos de “enfermos” y de “aberración”, llegando incluso a agarrar “a nuestro vicepresidente del cuello”.

La parodia de Educación para la Ciudadanía comenzó con cierta calma. Los miembros de HazteOír estaban sentados portando frente a ellos las imágenes de diversos políticos del panorama nacional, a algunos de los cuales ridiculizaron desde el primer momento. La protesta de la plataforma ultraconservadora prosiguió sin incidentes hasta que uno de los integrantes de la agrupación mencionó que EpC enseñaba que existen “matrimonios hombre-mono”.

El insulto
Ante este insulto, los miembros de Arcópoli replicaron que aquello “era mentira” y según su portavoz, Rubén López, “se armó un pequeño revuelo” y “vinieron sobre nosotros”, agarrando del cuello a uno de ellos.

Discusión
Los problemas no acabaron ahí. Pese a que los miembros de Arcópoli “nos apartamos”, los integrantes de HazteOír continuaron la disputa, “sobre todo las mujeres de unos cuarenta años”, que insultaban a Rubén López y sus compañeros tratándolos de “enfermos” y “viciosos”. La disputa, que “duró alrededor de hora y media”, estuvo protagonizada “durante la primera media hora sólo por voces”. Después, “cuando comenzaron a marcharse los más radicales”, el tono de la disputa se volvió más sosegado.

La disculpa
Alejandro Campoy, “el primer padre objetor” en contra de la EpC, pidió disculpas a Arcópoli por la alusión al “hombre-mono”, que consideró “una metedura de pata”, tal y como manifiestan desde la asociación de gays y lesbianas. Desde Arcópoli consideran que, pese a las disculpas, “la dignidad prevalece sobre la libertad de expresión”, y justifican así su intervención contra la “pantomima” y “ridiculación absurda” organizadas por HazteOír.

Tratamiento mediático
Arcópoli también ha protestado por el tratamiento que muchos medios de comunicación han dado a la representación de HazteOír. “Nos abochorna que una cadena pública como Telemadrid no haga referencia al debate de más de una hora después de la pantomima, y sí diga con todo detalle lo ocurrido en los nueve minutos de la representación”, señala Rubén López. Además, “nos indignan los cortes en los vídeos que publican tanto Periodista Digital” como la propia página de “Hazte Oír, que hace un corte por el cual parece que no ocurrió nada”.

Fotografía
Por último, Arcópoli ha llamado la atención de Elplural.com sobre una fotografía que aparece en la web de HazteOír con el título de "Medios". Esta imagen, que puede verse sobre estas líneas, recoge el momento en que los detractores de la EpC se agrupan entorno a los integrantes de Arcópoli y comienzan a increparlos, según informó Rubén López. Nada que ver, por tanto, con la presencia mediática en la representación teatral.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...