La CGT convoca una huelga de autobuses contra el gasto público por la visita del Papa

El sindicato critica que se destinen 14,4 millones de euros al evento tras los recortes sociales

La CGT, uno de los sindicatos mayoritarios en la sección de autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), ha convocado una huelga para el domingo 7 de noviembre como protesta por “el gasto público” dedicado a la visita del Papa a la capital catalana. La entidad, que asegura que las administraciones aportarán más de 14,5 millones de euros para costear el viaje del Pontífice, ha tomado esta medida porque considera “insultante” que se destine ese dinero “después de los recortes sociales” que se han producido en España en los últimos meses.

El portavoz del sindicato, Josep Garganté, ha informado de que enviaron una carta al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y a los presidentes de la Generalitat, José Montilla, y del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que les reclamaron que “anularan el gasto público” por la visita del Papa. Y que como no han obtenido respuesta han decidido convocar una huelga de autobuses el mismo día en que Benedicto XVI desfilará por las calles de Barcelona para después consagrar la Sagrada Família. El paro, que será de 24 horas, ya ha sido comunicado a la Conselleria de Treball, que posteriormente deberá decidir los servicios mínimos.

El representante de la CGT ha augurado “un seguimiento masivo” por parte de los conductores, mecánicos y demás empleados de la sección de autobuses de TMB y ha añadido que la iniciativa también se ha tomado en solidaridad con los colectivos “que luchan contra las ideas ultrarreaccionarias” de la cúpula eclesiástica y “contra la financiación que la Iglesia católica recibe del Gobierno español pese a que este es un Estado laico”.

Otras protestas convocadas

En este sentido, el portavoz de la plataforma Jo no t¿espero y miembro de Ateus de Catalunya, Albert Riba, ha recordado la manifestación que se celebrará el 4 de noviembre contra el periplo papal, mientras que la representante de Dones feministes contra el Papa, Glòria Casas, ha anunciado otra marcha de protesta el día 7 a las once de la mañana, que partirá de la plaza de la Universitat para denunciar “la misoginia” del Vaticano y su “inacción” ante los casos de abusos sexuales cometidos por parte de religiosos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...