La ceremonia por Zerolo desata una polémica en la Iglesia madrileña

El arzobispo de la capital ha protestado por la intervención en la misa de un pastor con una estola arcoíris

Una estola con la bandera arcoíris, símbolo del colectivo homosexual, ha desatado una dura polémica en la iglesia madrileña. La llevaba Alejandro Medel, un pastor protestante que intervino en el acto que se celebró el pasado miércoles en la iglesia de San Antón, en homenaje al dirigente socialista Pedro Zerolo, fallecido el pasado 9 de junio. El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha manifestado en un comunicado “su dolor” al conocer “la utilización que se ha dado a la Iglesia de San Antón”. Osoro ha insistido en pedir que “la iglesia sea para la oración y para la celebración de los Misterios del Señor y no para hacer manifestaciones ideológicas o políticas”.

Medel, que durante su intervención en la ceremonia habló como pastor y como integrante del colectivo LGTBI, se demuestra sorprendido por las palabras del arzobispo. “Yo era un mero invitado al acto, una ceremonia religiosa y muy emotiva. Es muy fácil juzgar sin haberla visto, quizás el arzobispo hubiese tenido que estar ahí”, afirma. Sobre el objeto de la polémica, la estola que llevaba puesta, no le cabe la menor duda: “Es un símbolo religioso, no tiene ninguna connotación política. Es el símbolo de una Iglesia abierta a todos, inclusiva, ecuménica. En ese caso llevaba una con la bandera arcoíris porque Pedro Zerolo era homosexual y luchó por la afirmación de los derechos del colectivo LGTBI. Era un homenaje que no tenía ningún matiz político”.

Padre Ángel, el fundador de Mensajeros de la Paz, la organización que gestiona la Iglesia de San Antón, asegura no entender los motivos de la protesta de la Archidiócesis: “Fue una ceremonia con más de cien asistentes, muy bonita, la iglesia estaba llena. Era un homenaje con la gente que le quería”.

En la plegaria participaron, además de miembros de la Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, también representantes políticos no vinculados a la federación, como Ángel Gabilondo y Antonio Miguel Carmona.

Respecto la estola que llevaba Medel, el Padre Ángel confiesa que pensaba que esos colores eran un homenaje a los misioneros. Aclara sin embargo que la Iglesia de San Antón «está abierta a todo el mundo», y que el comunicado no ha tenido en cuenta el contexto en el que Medel ha pronunciado su discurso.

“En muchas ocasiones hemos organizado actos de este tipo, también en memoria de ateos, y nunca nos han dicho nada”, insiste. “Volvería a celebrar la ceremonia si me pidiesen hacerlo. Y si el Ayuntamiento me dejara lo haría hasta en Callao”, remacha.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...