La casilla para fines sociales bate su récord y suma 300.000 contribuyentes

Este aumento supone un 50% de los contribuyentes

COMENTARIO: Se demuestra una vez más que las confesiones religiosas tienen otra vía de financiación a través de la asignación tributaria a "fines sociales". La ciudadanía debemos reclamar justicia para atender las necesidades sociales directamente desde los presupuestos del Estado, y no dejar este asunto tan importante en manos de quienes marcan o no la casilla. Una casilla que sirve de justificación a la de la iglesia católica, y que pretenden convencernos con un supuesto ejercico de "libertad y de solidaridad". Debemos exigir justicia y no permitir que esto sirva de pretexto para justificar sus desmanes y ataques a la atención social y los servicios públicos básicos. No sirve que el Estado cierre hospitales y luego se asigne de fines sociales a ONGs sanitarias. Por eso reclamamos un año más que en el IRPF no se marque NINGUNA casilla y que el Estado cumpla sus obligaciones.


"A más crisis, más solidaridad. Cuando más brecha hay entre pobres y ricos, cuando más gente está excluida, se puede y se debe decir que la sociedad española es solidaria". Así ha defendido este martes Luciano Poyato, presidente de la Plataforma del Tercer Sector la solidaridad de la sociedad española durante la presentación de la campaña X Solidaria 2013. En la declaración presentada en 2012 (ejercicio fiscal 2011), 300.000 personas más marcaron la casilla de fines sociales pasando de 9.472.767 a 9.770.000 personas contribuyentes solidarias. Ello supone un 50% del total de contribuyentes, según Poyato. 

La recaudación vía IRPF para fines sociales en 2012 también batió récords y alcanzó los 270 millones de euros, ocho millones más que el año anterior. “Estábamos preocupados porque en años anteriores la recaudación había sido más baja", afirmó Poyato. El dinero que se recauda se destina a proyectos de acción social en España (77,72%), a ONG para el desarrollo (19,43%) y a proyectos de medioambiente (2,85%). "Con el dinero recaudado ha sido posible ayudar a más de seis millones de personas", ha afirmado Salomé Adroher, directora general de Servicios para la Familia del Ministerio de Sanidad, quien ha querido destacar la gran rentabilidad social que tiene destinar el 0,7% de la renta a proyectos sociales y también su transparencia: "El dinero recaudado se destina integralmente a proyectos concretos de las ONG, no a sus estructuras".

Las entidades atribuyen este aumento a una mayor conciencia ciudadana ante la crisis. “Hay una parte de la ciudadanía que no quiere ser un mero observador y quiere pasar a ser parte activa", ha asegurado Poyato. Alrededor de 400 ONG de acción social gestionan los programas sociales a los que se destina el 0,7% del IRPF. "Y nos comprometemos ante la sociedad a que ese dinero se gestiona con total transparencia y una rendición de cuentas ante la Administración", ha explicado el presidente de la Plataforma de ONG de Acción Social, Juan Lara.

Como en años anteriores, las entidades han querido recordar a la ciudadanía que se puede marcar ambas casillas, tanto la de fines sociales como la de la Iglesia. "Quizá por desconocimiento el otro 50% de los contribuyentes deja en blanco esta asignación o marca en exclusiva la casilla de la Iglesia católica. Pero es posible que no sepan que ambas asignaciones suman y no dividen", ha concluido el presidente de la Plataforma del Tercer Sector.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...