La cadena de la Iglesia contra los Marianistas.

Su delito, complicidad con ZP para lucrarse con la manipulación de conciencias

En la cadena de emisoras del Episcopado, “que si no existiera habría que inventar”, según manifestó recientemente el Primado Cañizares, el predicador Losantos, puso a caer de un burro a la congregación católica de los Marianistas, fundada en 1800 por Guillermo José Chaminade, beatificado por el Vaticano en septiembre de 2000.

 

El feroz locutor de la COPE acusó a los Marianistas del terrible delito de complicidad con Zapatero a fin de lucrarse con la manipulación de las conciencias. Sus andanadas fueron dirigidas, en primer lugar, contra la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE), la organización de los centros educativos católicos que ha desestimado los llamamientos a la objeción de conciencia para evitar que sea impartida la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Manual vergonzoso
Personificó luego en la congregación Marianista sus invectivas y descalificaciones, calificando de vergonzoso la publicación por SM, casa editorial de los Marianistas, del libro elaborado por el filósofo José Antonio Marina que se utilizará mayoritariamente como manual de la asignatura en los centros católicos concertados.

ZP, el gran maestre
En su disparatada paranoia el locutor copeliano atribuyó a Zapatero la condición de gran maestre, se supone que de una sorprendente logia masónica a cuya obediencia estarían sometidos los dóciles marianistas. Y llevado ya por sus obsesiones persecutorias identificó un maléfico clan en las filas del PP, “los sorayos”, responsables a su juicio de aconsejar desafortunada y erradamente a Rajoy en el debate del Estado de la Nación.

Despropósito nunca visto
Lo nunca visto: desde una cadena de emisoras propiedad de diócesis y congregaciones religiosas se insulta y descalifica a la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza y a la Congregación Marianista. Todo un despropósito.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...