La Biblia al pie de la letra

Un periodista judío relata el año que vivió lo que propugna la Biblia al pie de la letra. Comprobado: apedrear a infieles no está bien visto en el Nueva York del siglo XXI.

No es La vida de Brian, sino la de A. J. Jacobs (Nueva York, 1968), periodista de Esquire. Pero la suya es casi tan hilarante. La Biblia al pie de la letra es la historia de un experimento. En 2006, este judío se preguntó qué pasaría si hiciéramos caso al sinfín de reglas que propugna la Biblia. Para ello se dejó crecer la barba, vistió ropa sin mezcla de fibras, evitó tocar a mujeres cuando éstas tenían la regla (incluida su esposa), peregrinó a Israel y además se las ingenió para apedrear a adúlteras de Manhattan sin ofender a las feministas (en el fondo sólo eran piedrecitas lanzadas a los zapatos). Con su mezcla de candidez y mala leche, ya ha sido traducido a 11 idiomas. Es la apuesta literaria de EP3 para unas simpáticas vacaciones de Semana Santa.

EP3. ¿Te consideras un freak?

A. J. ¡Ja, ja, ja! ¡Me gusta esa pregunta para empezar! Me encantan las situaciones extremas y locas. Ver qué ocurre. Soy un freak en el buen sentido. Quiero entretener.

EP3. ¿Has cumplido tus objetivos?

A. J. Sí. Quería un viaje espiritual, aprender más sobre la religión, el fundamentalismo, ver qué ocurre si te tomas todo de manera literal.

EP3. ¿Y qué has aprendido?

A. J. ¡Mucho! Empecé a estar agradecido por cientos de cosas que van bien a lo largo de un día. Paré de criticar y cotillear. Cuando paras, tienes mejor visión de la gente.

EP3. ¿Qué fue lo más difícil?

A. J. Precisamente eso: evitar mentir, criticar o cotillear. ¡Pero vivo en Nueva York! ¡Y soy periodista! Mi trabajo consiste en eso. También son duras las reglas y escrituras hebreas del Antiguo Testamento, como lo de lapidar a las adúlteras, algo complicado en la América del siglo XXI.

EP3. Recomienda un episodio del libro.

A. J. El de no poder tocar a una mujer cuando tiene la regla ni sentarte donde ella lo haya hecho. Mi mujer lo veía ofensivo. ¡Así que ella usaba cada asiento del apartamento! Me pareció genial que me retara así.

EP3. ¿Qué es más duro, obedecer la Biblia o un control en un aeropuerto israelí?

A. J. ¡Lo de Israel sí fue duro! Me retuvieron un par de horas por mis pintas.

EP3. ¿Qué decían en tu trabajo?

A. J. Les gustaba tentar al “chico de la Biblia”. Con mi aspecto, me encargaron entrevistar a la actriz Rosario Dawson. Era tan guapa… que no podía ni mirarla. ¡Me recorría un sentimiento de lujuria!

EP3. ¿Y ella qué cara puso?

A. J. De impresión.

EP3. ¿Y en la calle?

A. J. Hubo gente que me dio pasta, pensaban que era un vagabundo.

EP3. La necesitarías. Por lo que he leído en tu libro, es caro vivir bíblicamente.

A. J. ¡Sí! Tenía que dar un diezmo de todo lo que ganaba a la caridad, a las viudas y los huérfanos. No fue nada barato.

EP3. ¿Alguna amenaza?

A. J. Nunca hasta apalearme. Pero sí hubo quien me sacó el dedo.

EP3. ¿Y tú qué hiciste?

A. J. Ya sabes… puse la otra mejilla [ríe].

EP3. Tu libro es tan gordo como la Biblia… ¡Lo has hecho a propósito!

A. J. Lo sé, tan gordo como la Biblia y la Enciclopedia Británica juntas.

EP3. Pero ya sabes que ni Dios se ha leído la Biblia entera.

A. J. ¡Ja, ja! Quizá, pero si consigo vender tantas copias… ¡ninguna queja!

EP3. ¿Entonces el objetivo era vender?

A. J. ¡Exacto! Soy un escritor.

EP3. Pero eso es codicia, nada bíblico.

A. J. Bah, un escritor no gana mucho.

EP3. Tras un año de experimento, te afeitaste. ¿Regalaste los pelos de tu barba como sugerías en el libro?

A. J. Quería donarlo a obras de caridad. Pero no me lo aceptaron. ¡Si te interesa, te ofrezco una pequeña muestra!

EP3. Apunta mi dirección.

A. J. ¡Venga!

EP3. ¿Y tu primer beso tras meses con barba?

A. J. Fue una sensación maravillosa.

EP3. ¿A tu mujer le gustó?

A. J. Mmm… No se quejó.

EP3. Regálale tu libro a Ratzinger.

A. J. ¡Sería un honor que lo leyera!

EP3. ¿Lo mejor de La vida de Brian, la parodia bíblica de los Monty Python?

A. J. El final. Cuando cantan Mira siempre el lado positivo de la vida mientras lo crucifican. ¡Créeme: sé cómo se siente! Aunque yo no tuve tantos seguidores.

EP3. Tú también te ríes de la Biblia, y tu final es igual de Disney-feliz.

A. J. No me he reído de la Biblia. He escrito con humor, pero con respeto. Y ha gustado a todos: creyentes y no creyentes.

EP3. ¿Conoces las procesiones de la Semana Santa española?

A. J. No.

EP3. Hay devotos que parecen disfrazados del Ku Klux Klan.

A. J. ¿Pero no lo son, no?

EP3. No, no.

A. J. Bueno, pero si visten como el Ku Klux Klan… ¡no lo apruebo!

EP3. ¿Habrá secuela? ¿Buda? ¿Mahoma?

A. J. ¡Sería interesante! No te negaré que lo he pensado.

libro La Biblia al pie de la letra

Archivos de imagen relacionados

  • libro La Biblia al pie de la letra
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...