La beatificación de fray Leopoldo de Alpandeire costará más de dos millones

El acto se celebrará en la base aérea de Armilla el próximo 12 de septiembre

Unos 2, 5 millones de euros para infraestructura y organización, entre medio y un millón de asistentes, más de mil voluntarios, tres hospitales de campaña, cinco puertas de acceso, aparcamiento para 4.000 autobuses y 16.000 coches, doce pantallas gigantes, 1.300 aseos, cientos de miles de sillas y un escenario de más de mil metros cuadrados. No se trata de los preparativos del Rock in Río o de un megaconcierto de la mayor estrella musical. Son los datos de la beatificación de fray Leopoldo el próximo 12 de septiembre a las 10:00 en la Base Aérea de Armilla. Será la mayor concentración de personas desde que el Papa Juan Pablo II visitó Granada en 1982.

Los capuchinos siguen avanzando en la preparación del acto, que tendrá un coste aproximado de 2,5 millones y que por ahora costeará la orden religiosa a la que pertenecía el fraile. "No hemos recibido todavía ninguna colaboración, ni pública, ni privada ni religiosa", explicó ayer Mateo Torres, comisario de la beatificación.

Ante esta previsión, la orden ha ideado la entrada por donativo, que tendrá una serie de privilegios. "Pagar el donativo de 20 euros simbólicos supondrá tener derecho a entrar en el recinto y situarse en una de las zonas con sillas habilitadas y recibir un pack, que se trata de una réplica exacta de las alforjas de fray Leopoldo que contienen una gorra, un abanico, toallitas húmedas, el libro de la liturgia, un tríptico con recomendaciones y la primera estampa de fray Leopoldo ya como beato", dijo Torres. El que no quiera pagar también podrá entrar y se situará en otra zona habilitada.

Fray Leopoldo se sube al escenario

 

La ausencia de subvenciones públicas o privadas lleva a los capuchinos a pedir un donativo de 20 euros, que da derecho a silla y un pack con 'souvenirs' · El acto y la infraestructura tendrá un gasto de 2,5 millones de euros.

Unos 2, 5 millones de euros de gasto en infraestructura y organización, entre medio y un millón de asistentes, más de mil voluntarios, tres hospitales de campaña, cinco puertas de acceso, aparcamiento para 4.000 autobuses y 16.000 coches, doce pantallas de televisión gigantes, 1.300 aseos, cientos de miles de sillas y un escenario de más de mil metros cuadrados. No se trata de los preparativos del Rock in Río o de un megaconcierto de la mayor estrella musical. Son los datos de la infraestructura organizada para la beatificación de Fray Leopoldo el próximo 12 de septiembre a las 10:00 horas en la Base Aérea de Armilla. Será la mayor concentración de personas desde que el Papa Juan Pablo II visitó Granada en 1982.

Los capuchinos siguen avanzando en la preparación del acto, que tendrá un coste aproximado de 2,5 millones de euros y que por ahora sólo costeará la orden religiosa a la que pertenecía el fraile. "No hemos recibido todavía ninguna colaboración económica, ni pública, ni privada ni religiosa", explicó ayer Mateo Torres, comisario de la beatificación.

Ante esta previsión, la orden ha ideado la entrada por donativo, que tendrá una serie de privilegios. "Pagar el donativo de 20 euros simbólicos supondrá tener derecho a entrar en el recinto y situarse en una de las zonas con sillas habilitadas y recibir un pack, que se trata de una réplica exacta de las alforjas de Fray Leopoldo que contienen una gorra, un abanico, toallitas húmedas, el libro de la liturgia, un tríptico con recomendaciones y la primera estampa de Fray Leopoldo ya como beato", dijo Torres. El que no quiera pagar también podrá entrar y se situará en otra zona habilitada. "No queremos hacer negocio así que si sobra dinero se invertirá en la obra social, en la residencia que tenemos y en la nueva ya que queremos triplicar el número de ancianos atendidos y duplicar el personal contratado", matizó.

El donativo se puede hacer por la web www.organizacionfrayleopoldo.es o en las propias oficinas de la orden.

Los capuchinos están trabajando con la previsión de unos 300.000 asistentes, aunque no saben cuánta gente irá. Pueden ser esos, medio millón o un millón de personas, por lo que se ha preparado un gran recinto y no habrá problemas de espacio ya que la base aérea tiene más de tres millones de metros cuadrados de terreno.

La base estará abierta desde el día anterior (sábado 11 de septiembre) a las 18:00 horas para que la gente que vaya en peregrinación o que quiera pasar la noche allí pueda acceder ya que desde la Iglesia se ha recomendado que se vaya andando a modo de peregrinación. Además, se soluciona un problema de aparcamiento ya que sólo habrá capacidad para 16.000 vehículos y 3.000 autobuses. La orden está negociando con el Consorcio de Transportes Metropolitano para que se habiliten lanzaderas.

El acto durará unas dos horas más el tiempo de entrada y salida, por lo que la "seguridad y comodidad de las personas nos preocupa mucho ya que la gran mayoría serán mayores e impedidos". Para sillas de ruedas y hasta camillas se ha habilitado una zona especial. Con esta previsión, se van a instalar tres hospitales de campaña además de contar con las instalaciones sanitarias de la base. Desde el escenario hasta la última fila habrá más de 700 metros de distancia, por lo que se van a poner 12 pantallas gigantes para favorecer la visión.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...