La BBC y la Iglesia anglicana se enzarzan por la programación religiosa

La armonía y el sosiego que, teóricamente, prevalece en el periodo navideño se ha visto alterada entre la BBC y la Iglesia anglicana. El reverendo Arun Arora, director de comunicaciones del anglicanismo, ha criticado a la corporación por «la falta de originalidad en la programación religiosa«. «Estas Navidades veremos lo de siempre, repetitivo y previsible, limitado a servicios religiosos y conciertos de villancicos como hace una década. La imaginación navideña no deja ningún espacio a Jesús», ha propseguido el reverendo en su cháchara contra la BBC.

La Iglesia anglicana aduce que la religión tiene hoy en día un papel relevante en la vida pública y política de Gran Bretaña y, por consiguiente, la televisión se ha de modernizar con «una programación religiosa seria y relevante a la vida de los ciudadanos». Uno de los ejemplos que pone el reverendo para el cambio es el programa «Songs of Praise», en antena desde 1961, de canciones y cánticos religiosos que igual se trasmiten desde una iglesia de un pueblo pequeño que desde la catedral de san Pablo en Londres.

Arun Arora sugiere que el anglicanismo es una de muchas otras denominaciones del cristianismo que debería estar más representado en la programación religiosa, y que los programas de tele deberían vincular la doctrina a la vida diaria y cotidiana de los ciudadanos. Las persecuciones religiosas en países como Siria o China deberían ser temas de programas religiosos y de actualidad religiosa.

Como modelo a seguir para el cambio, el reverendo portavoz de la Iglesia anglicana pone la programación de ciencia bajo el director Brian Cox quien le ha dado un vuelco ganando niveles de audiencia y popularizando la divulgación científica. «Antes los programas de ciencia estaban llenos de hombres con chaquetas de coderas y ahora no se ve ni uno», aduce el portavoz del anglicanismo en defensa del tono divulgativo y actualizado al que él aspira para los programas religiosos.

La corporación británica no ha permanecido callada ante las críticas y ha contestado con lo siguiente: «La BBC se toma su compromiso religioso muy en serio, y ofrece una programación sin rival durante todo el año y, particularmente, en periodos festivos. Estas Navidades, por ejemplo, la gama de programas es amplia en televisión y radio; hay algo para todos. Queremos hacer más programas que reflejen el papel de la religión en la Gran Bretaña moderna».

Aaqil Ahmed, encargado de los programas de Religión y Ética, explica que «el cristianismo ha cambiado en Gran Bretaña aunque predomina el elemento anglicano ahora tenemos que hablar de diversidad religiosa».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...