La asociación «Arrebato» pide que la jaculatoria del Pilar se escuche sólo en la basílica

La Asociación de Vecinos "Arrebato" se ha sumado a la petición para que el cántico religioso que se emite tres veces al día desde la Basílica del Pilar hacia el exterior se escuche sólo dentro del recinto. Los vecinos del Casco Histórico aseguran que a determinadas horas resulta "molesto" y piden poder "disfrutar" de las calles.

La Asociación de Vecinos “Arrebato”, del Casco Histórico de Zaragoza, se ha sumado a la petición del Movimiento hacia un Estado Laico (Mhuel) para que el cántico religioso que se emite desde la Basílica del Pilar hacia el exterior sólo se escuche en el interior del recinto. Desde la entidad han asegurado que no se trata de un tema religioso, sólo de “molestias” por los ruidos.

Uno de los portavoces de la asociación ha explicado que muchas de las personas que viven en este distrito “se tienen que levantar todos los días con esta melodía en sus habitaciones sin que lo hayan deseado”. Por ello, consideran que en la intimidad de casa “no se tiene que meter una música a la que nadie ha dado permiso”.

“No se debería imponer, que es lo que está pasando”, ha apostillado. En este sentido, ha indicado que, “aunque no son grandes decibelios se oye como molestar” y a ha añadido que “cada uno en su casa se despierta a la hora que quiere, y más el fin de semana”.

Desde la agrupación han asegurado que se trata de “respeto” porque “nadie va por la calle poniendo un altavoz y despertando a los vecinos”, ha manifestado.

Fue la asociación Mhuel la que presentó una instancia en el Ayuntamiento el pasado miércoles, 3 de febrero, para solicitar la supresión "inmediata" del cántico "Bendita y alabada", que se emite por megafonía desde el Pilar al exterior. Los laicos pidieron que las actitudes religiosas se manifiesten en su propio ámbito para una mejor convivencia entre ciudadanos.

Tras la petición, varias han sido las asociaciones que se han opuesto a la medida porque consideran que se trata de una tradición de la ciudad que va más allá del fervor religioso.

El cántico suena tres veces al día: a las 09.00, a las 12.00 y a las 20.00 horas, durante los 365 días del año. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...