La asignatura de Religión dejará de ser una «maría» al regreso de estas navidades

Los alumnos de los institutos andaluces se encontrarán con la modificación que la Junta pone en marcha en enero La polémica medida es aplicada a mitad de curso dado que los contenidos fueron decididos por el Ministerio

Los alumnos de los institutos andaluces que hayan elegido Religión se encontrarán este curso ya con la sorpresa de que la asignatura tendrá nota, mientras que la alternativa seguirá siendo una ‘maría’ como hasta ahora, salvo sorpresas de última hora. La polémica medida se aplica a mitad de curso y a rajatabla. No sufrirá ninguna modificación posterior porque el Gobierno andaluz tiene poco margen en lo tocante a la reforma de la Religión, cuyos contenidos curriculares fueron marcados esta semana por el Ministerio de Educación en medio de una intensa controversia.

   La Junta ya había dictado las instrucciones de evaluación hace quince días a los institutos andaluces. Este curso, el primero también que vuelven los suspensos y repitirá curso el alumno que suspenda dos asignaturas, la nota de Religión deja de ser simbólica y tendrá poder decisorio al final del curso. «Cuando el número de áreas o materias no aprobadas sea superior a dos, el alumno o alumna deberá permanecer otro año en el mismo curso. A estos efectos se tendrá en cuenta la calificación obtenida en la asignatura de Religión, no siendo calificadas las enseñanzas complementarias previstas como alternativa», advierte claramente la Junta en las instrucciones dadas a principios de mes a los centros.

   En los institutos andaluces, la medida ha sentado muy mal, ya que con el curso empezado no se considera adecuado cambiar los criterios. Además, es un año que empezó también con la incógnita de si las notas serían numéricas o se emplearían los tradicionales sobresalientes o los fatídicos insuficientes. A pesar de que la reforma educativa del Gobierno del PP fue aprobada hace un año, el desarrollo normativo se está realizando con cuentagotas y todavía se esperan algunas sorpresas más en cuanto a los contenidos de la asignatura alternativa a la religión, pendientes de fijarse por parte del Ministerio.

Sin rango normativo
Andalucía no es la única comunidad autónoma que había descontado la posibilidad de que se aplicar la reforma de la religión este año y no lo ha hecho mediante una orden o decreto, sino a través de instrucciones, sin rango normativo. También los gobiernos de Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, según el sindicato ANPE, han ordenado a sus centros educativos que puntuasen este año la nueva asignatura de Religión. En lo tocante a los nuevos contenidos que enseñará la Iglesia en los colegios tales como el divorcio y sus problemas, el desconcierto era general ayer, ya que aunque está previsto que se apliquen el curso próximo, había dudas legales sobre si es obligatorio su cumplimiento este año.

   La Consejería de Educación declinó ayer pronunciarse sobre la polémica medida ni sobre los plazos de aplicación y se remitió a la regulación del Ministerio de Educación, tras dejar claro que cumplirá escrupulosamente lo que disponga Madrid, mientras que los sindicatos criticaban ayer la premura con que se aplica la reforma de la asignatura de Religión, «de la noche a la mañana».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...