La Archidiócesis de Washington paga un millón de euros a 16 víctimas de abusos sexuales

La Archidiócesis de Washington pagará un millón de euros a 16 hombres que fueron víctimas de abusos sexuales por sacerdotes católicos entre 1962 y 1982, informaron ayer fuentes allegadas a los demandantes. En la última década, la Iglesia católica en Estados Unidos se ha enfrentado a miles de demandas y denuncias de personas que alegan abusos sexuales por parte de los sacerdotes y, en unos pocos casos, también de religiosas.
 
La cifra de la compensación que pagará la Archidiócesis de Washington a cada demandante -una media de 62.500 euros- está muy por debajo de la que aceptó como compensación la Archidiócesis de Los Ángeles este año, que representa un millón de euros para cada uno de los 45 demandantes. La diócesis del Condado Orange, en California, también concederá casi 850.000 euros a cada una de las 91 víctimas que denunciaron a curas.

La californiana supone la cifra más abultada, con una compensación global cercana a los 77 millones. Las víctimas de Washington estaban en una posición legal más débil que las de California porque sus demandas se referían a supuestos abusos cometidos más allá del límite de tiempo para estas demandas. El abogado Peter Gillon, que las representa, consideró que la compensación es «equitativa».

«No se repetirá»

El predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, pidió ayer al papa Benedicto XVI que se celebre un día de penitencia por las víctimas de la pederastia, en particular las de los sacerdotes. Cantalamessa hizo esta petición en su primer predicación en tiempo de adviento, pronunciada ante el Sumo Pontífice en la capilla Redemptoris Mater.

«La Iglesia ha llorado y suspirado recientemente por los abominables hechos cometidos en su seno por algunos de sus ministros y pastores. Ha pagado y los abusos no se repetirán», dijo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...