La Archidiócesis de Sevilla aumenta casi tres millones su cuenta de resultados respecto al ejercicio 2014

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el ecónomo diocesano, Alberto Benito, han presentado este lunes el balance de cuentas correspondiente al ejercicio 2015 de la Archidiócesis de Sevilla, con una cantidad consolidada de 41.479.336,54 euros, casi tres millones más que el ejercicio anterior de 2014.

Por su parte, el arzobispo ha destacado que la Archidiócesis es «una de las pioneras» en la presentación de balances y presupuestos a la opinión pública desde hace años para dar a conocer a la comunidad cristiana «una información precisa y veraz, a pesar de no estar sometidos legalmente».

Entrando en las cifras, la mayor partida de ingresos se corresponde con las aportaciones voluntarias de los fieles con 12.341.583,87 euros, el 29,75 por ciento; seguida de la asignación tributaria resultante del reparto que realiza el Fondo Común Interdiocesano con una cantidad de 6.384.949,15 euros, un 15,39 por ciento; así como de los ingresos de patrimonio y otras actividades con 1.453.075,95 euros, un 3,5 por ciento.

La cantidad destinada a la conservación de edificios y gastos de funcionamiento ha pasado de los 10.594.128,83 euros en 2014 a los 12.541.579,99 euros en este ejercicio. Asimismo, se ha destinado a acciones pastorales y asistenciales el 22,35 por ciento (unos 8.365.557,15 euros), el 19,05 por ciento a la retribución del clero (unos 7.130.621,15 euros) y el 12,02 por ciento al personal seglar laboral (4.499.688,67 euros).

En las cuentas de resultados por instituciones, la Administración Diocesana pasa de un total de 13.610.486,14 euros a 15.261.810,22 en el ejercicio 2015. Por su parte, el Cabildo Catedral presenta en 2015 un balance de 12.369.972,71 euros, 2.373.424 de euros más que el ejercicio económico anterior de 2014.

Aún así, Asenjo ha subrayado la necesidad de «una mayor concienciación de los fieles en el sostenimiento de la diócesis», a pesar del aumento en 286.791 euros en el ejercicio económico 2015 correspondiente a la asignación tributaria respecto al curso anterior.

TRANSPARENCIA ECONÓMICA

De otro lado, Asenjo ha anunciado la creación «a corto plazo» de un protectorado canónico de fundaciones y asociaciones donde las cerca de 600 instituciones eclesiales de la Archidiócesis de Sevilla tendrán que rendir sus cuentas. Esta medida se corresponde con la política de transparencia puesta en práctica por la Iglesia en España, para lo que van a preparar un Estatuto y un Decreto que esperan que esté listo para principios de octubre.

Además, se ha hecho un portal de transparencia en la web de la Archidiócesis hispalense, así como se ha firmado un convenio de colaboración con transparencia interna para que asesore a la Conferencia Episcopal.

En cuanto a la nueva normativa, han indicado que ha tenido «una buena acogida» por parte de todos, por lo que se ha actualizado de acuerdo a las necesidades peculiares y a la coyuntura actual. Entre las novedades, se ha facilitado el proceso electoral, se ha impuesto un régimen sancionador y se han recogido las funciones del oficio de director espiritual.

UN 13,49% DE HERMANDADES EN EL FONDO DIOCESANO

Por otro lado, se ha experimentado un aumento de un 80 por ciento en la aportación de las hermandades sevillanas al Fondo Común Diocesano, lo que representa un 13,49 por ciento del total de las mismas. Así, en 2015 78 corporaciones han aportado 106.205,35 euros, mientras que en el ejercicio anterior, sólo 41 hermandades participaron con una cantidad de 58.558,62 euros.

Al respecto, Asenjo ha precisado que la aportación al Fondo Común Diocesano es «absolutamente obligatoria y necesaria», y ha mostrado su convencimiento en que «en un plazo no muy lejano todas las hermandades colaborarán con este fondo».

No obstante, ha precisado que no se van a llevar a cabo «sanciones correctivas», a lo que ha añadido que quizás puede fallar «la falta de persuasión, la falta de transparencia por parte de la Archidiócesis en el sentido de no informar de forma pormenorizada el fin de las asignaciones, así como no tener una normativa clara y precisa».

De esta forma, han informado de que van a fijar «un porcentaje indicativo», lo cual han recordado que «no es un impuesto revolucionario, sino un simbolismo, que además está recogido en la Legislación Civil para estas entidades».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...