La aplicación de las novedades de la reforma de la LOE se aplaza un año

La única medida que afecta a los estudiantes y que entrará en marcha el curso próximo será la diversificación curricular, salida para que alumnos sin nivel obtengan el título de Graduado de ESO

La Ley Orgánica de Educación (LOE) comenzará a aplicarse en el curso escolar 2007/2008, aunque sólo lo hará en primero y segundo de Primaria y el primero y tercero de ESO, mientras que en 2008/2009 ya se extenderá también a tercero y cuarto de Primaria y segundo y cuarto de ESO, según el calendario presentado ayer por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera.

Este calendario cumple con el compromiso de aplicación de la LOE en cinco años acordado con las comunidades autónomas, según explicó Cabrera en una comparecencia informativa previa a su primera reunión de la Conferencia Sectorial de Educación. "Hay que tratar de hacerlo con prudencia y medida, para mantener el buen funcionamiento de los centros escolares", dijo.

Los aspectos relativos a la promoción de curso, evaluación y titulación comenzará a aplicarse en el curso 2008/2009, es decir, un año más tarde de lo previsto, por "problemas en Secundaria", dijo escuetamente Cabrera, quien negó que el decreto que regula estos aspectos se haya paralizado.

En un primer borrador de calendario, el equipo de la nueva ministra Mercedes Cabrera había planteado que los cambios en la evaluación y promoción de alumnos se introdujeran a partir del curso 2006-2007, pero los representantes de las comunidades pidieron ayer más margen de tiempo para aplicar las reformas.

En realidad, las comunidades autómomas han solicitado al Ministerio ese aplazamiento, porque si el decreto se aprobaba en junio, no tenían tiempo material de preparar las normas de evaluación para comenzar en septiembre el siguiente curso, según explicó después a los periodistas el secretario general de Educación, Alejando Tiana.

Así, el próximo año académico se mantendrán los criterios actuales, que implican repetir curso con tres o más suspensos. Este criterio seguirá con la LOE, a partir del curso 2007-2008, con el matiz de que de forma excepcional los alumnos podrán pasar de curso si el equipo docente considera que las materias suspendidas no le impiden seguir o que son asignaturas marías, como se les conoce popularmente. El nuevo tratamiento de la Religión (voluntaria para los alumnos) no afectará a la promoción de los escolares, que en la actualidad pueden repetir si entre los suspensos figura esta materia.

El próximo curso escolar se aplicará, sin más demora, la diversificación curricular. Así, los alumnos de segundo de ESO que no tengan nivel para pasar a tercero y que ya hayan repetido previamente en Secundaria, podrán entrar en una rama específicamente creada para conseguir el título de Graduado en ESO. Esta medida será la primera toma de contacto con la nueva LOE.

Durante la reunión se dio el visto bueno a que las evaluaciones tras el segundo ciclo de Primaria y el segundo curso de Secundaria comiencen a realizarse en el curso 2008-2009, aunque este calendario no impide que las comunidades autónomas comiencen a aplicarlas antes. Precisamente ayer las comunidades gobernadas por el PP acordaron hacer una prueba de evaluación en esos puntos de corte.

El próximo curso escolar también se aplicarán las medidas encaminadas a reducir la interinidad del profesorado. Además, se implantará también la extensión de la jubilación voluntaria como en la Logse y otras cuestiones que afectan a la dirección y gestión de los centros, pero no al alumnado directamente.

La ministra también informó a los consejeros sobre otras cuestiones como el Estatuto de la Función Pública Docente o la reforma del Consejo Escolar, cuyo aspecto básico es la incorporación de las comunidades autónomas. "La transferencia de competencias empuja en dirección a esa reforma", dijo.

El orden del día de la Conferencia Sectorial también incluía el reparto de fondos a las comunidades autónomas para la gratuidad de la Educación Infantil de 3 a 6 años, para lo que hay previstos 176 millones en 2006 y más de 400 millones en 2008.

El reparto se hará de acuerdo al tamaño de la población infantil y atendiendo a los criterios Lofca (Ley Orgánica de Financiación de las comunidades) como la dispersión de la población, si bien Cabrera aseguró que ya existe un "acuerdo básico" en este sentido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...