La alcaldesa (PSOE) de Arrecife (Lanzarote) y otras autoridades en la misa y procesión de San Ginés

El fuerte calor, con temperaturas que alcanzaron los 30 grados a la una de la tarde de este sábado, no impidió que San Ginés Obispo saliera en procesión por las calles del centro de Arrecife, la ciudad de la que es patrón.

«Que él visite nuestras calles y nuestros hogares y vea lo que esta ciudad necesita, entre todos colaboremos y desde la autonomía de las instituciones vayamos dando respuesta a las necesidades de las personas, que es lo que interesa», dijo Sastre dirigiéndose a las autoridades civiles y militares presentes en la misa. La Coral Arrecife interpretó los cantos de la ceremonia.

A medida que el santo avanzaba en su recorrido por la capital, incluida la avenida marítima, el número de fieles que lo acompañaron durante la misa y en las primeras calles del recorrido, iba mermando por el sofoco. Los abanicos, la escasa sombra que se podía encontrar en las aceras y algunos sorbos de agua fresca, entre paso y paso, fueron insuficientes para animar a todos los que se atrevieron  a procesionar junto al trono desde que la imagen salió de la iglesia hasta que regresó al templo. Al llegar a la Boca del Muelle, a la altura de la Calle Real, una ligera brisa recibió al santo y a sus acompañantes, pero no pasó más allá.

Los alrededor de cuarenta músicos de la Unión Musical de Lanzarote que encabezaron el paseo con San Ginés guiados por efectivos de Protección Civil, se mantuvieron a lo largo de todo el trayecto, al igual que las decenas de vecinos y autoridades civiles y militares. Entre ellos, la alcaldesa de Arrecife, Eva de Anta, el concejal de Festejos, David Duarte, el alcalde de Teguise, Oswaldo Betancort, y los consejeros del Cabildo de Lanzarote de Educación y Centros Turísticos,  Carmen Rosa Márquez y Echedey Eugenio, respectivamente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...