La alcaldesa de Córdoba insiste en que la Mezquita sea pública, con gestión compartida y manteniendo el culto católico

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha insistido este miércoles en que su postura sobre la Mezquita-Catedral de Córdoba es que ésta sea de titularidad «pública», aunque manteniendo el culto católico en la misma, mientras que su explotación turística deberá hacerse mediante una fórmula de «gestión compartida», entre las administraciones públicas y el Cabildo Catedral de Córdoba.

Así lo ha reiterado, en declaraciones a los periodistas, al ser preguntada por una información de ‘diario.es’ en la que se afirma que el Gobierno de la Nación y la Conferencia Episcopal Española están negociando profundos cambios en las relaciones entre ambas instituciones para solucionar la situación generada por las inmatriculaciones eclesiásticas de monumentos Patrimonio de la Humanidad y distintas catedrales, con la pretensión concreta de acordar un estatuto especial para regular la situación de la Mezquita de Córdoba.

Ante esto, Isabel Ambrosio ha recordado que, desde el gobierno municipal, que ella preside, se viene «defendiendo, desde el primer momento», que la Mezquita-Catedral ha de ser de «dominio público», pues el monumento «es de los cordobeses y es Patrimonio de la Humanidad».

Junto a ello, la alcaldesa ha manifestado su «respeto total y absoluto al culto católico que se viene haciendo la Mezquita-Catedral desde hace siglos y, sobre todo, mano tendida para que esa gestión compartida» del monumento «puede ser en beneficio» del interés general, en cuanto a «un sector tan importante para esta ciudad cómo es el turístico».

Sobre el resto de cuestiones, según ha concluido Isabel Ambrosio, «mientras que no tengamos noticias oficiales», ella seguirá» insistiendo» en pedir «el máximo de los respetos, la máxima de las tranquilidades y, sobre todo, coherencia y sensibilidad para tratar un tema como este».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...