La alcaldesa de Córdoba advierte que ‘se irán retirando todos los símbolos religiosos’

La socialista Isabel Ambrosio defiende imponer el laicismo en el ámbito público después de retirar un crucifijo de la antesala de su despacho. 

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha advertido que “se irán retirando, poco a poco, todos y cada uno de los símbolos religiosos”, precisando que esto se hará “sobre todo, en espacios que son de la ciudadanía”.

La regidora socialista ha realizado este aviso después de que se conociera que ha retirado un crucifijo de marfil de la antesala de su despacho, del siglo XVII y propiedad del Ayuntamiento de Córdoba. Este símbolo religioso se encontraba en una vitrina junto a otras obras de arte, pero la alcaldesa sólo ha considerado necesario retirar el crucifijo, que llegó allí de la mano de Julio Anguita.

Ambrosio ha advertido que continuará con su política laicista y no se limitará a eliminar los símbolos religiosos de su despacho, sino de todo lugar público. La alcaldesa ha justificado su decisión afirmando que “las creencias religiosas hay que vivirlas de manera personal” y piensa hacer lo posible para recluir la religión al ámbito de lo estrictamente privado.

En opinión de la socialista “la aconfesionalidad y la laicidad” deben imponerse “desde la máxima normalidad”. También cree que, en el caso de que los símbolos religiosos sean obras de arte, estas piezas “estarán resguardadas y valoradas para que las puedan disfrutar no solo los ciudadanos sino los visitantes de esta ciudad”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...