La académica Rosio Córdoba considera que la Directora del Instituto Veracruzano de la Mujer debe dejar fuera su credo

La académica del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana (UV), Rosío Córdova Plaza, consideró que la recién nombrada directora del Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM), Yolanda Olivares Pérez, debe dejar a un lado su credo y posicionamiento político para trabajar en favor de las mujeres.

La especialista en materia de género, señaló que la sociedad debe vigilar el trabajo de la Directora del IVM y que se conduzca en el marco legal para garantizar la protección de los derechos de las mujeres.

Lo anterior, debido a las críticas que se han vertido en contra del nombramiento de Olivares Pérez por su filiación partidista ligada al Partido Acción Nacional (PAN).

«Ser titular de un organismo estatal es representar a las mujeres de todos los partidos, independientemente de los credos y esto es algo que tenemos que vigilar todos«.

Sobre el perfil de la nueva funcionaria, opinó que cuenta con los conocimientos de perspectiva de género; sin embargo, insistió en que debe tener claro que el «espíritu» del Estado es laico y debe dejar fuera de la toma de decisiones a grupos religiosos.

«Tenemos que trascender las posturas que tuvo originalmente la anterior directora, Sara Gabriela Palacios, respecto a su necesidad de consultar a las asociaciones religiosas. Es muy claro que (se debe dar) a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César».

Reconoció la trayectoria de la Directora del IVM, pero consideró que debe cuidar la atención de las mujeres en situación de violencia al margen de sus creencias religiosas.

«Tiene muchos años en la perspectiva de género, no es tanto que le falte preparación o trayectoria, sino que debe cuidar y atender a las mujeres en situación de violencia»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...