«La ablación no es cultura, sino mutilación y discriminación femenina»

El Supremo confirma la sentencia de cárcel para los padres de la niña de Alcañiz (Teruel) que sufrió una mutilación genital

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Teruel del año pasado que condenó a seis y dos años de cárcel, respectivamente, al padre y madre de la niña de Alcañiz (Teruel) que sufrió una ablación cuando tenía menos de un año (ahora tendrá poco más de tres años) ambos en calidad de autores de un delito de lesiones por mutilación genital.

En su fallo, el Supremo subraya que la ablación "no es cultura, sino mutilación y discriminación femenina". La sentencia de la Audiencia de Teruel daba por probado que entre el 20 de noviembre de 2009 y 25 de mayo de 2010 los progenitores de la niña  contribuyeron a la ablación, siendo el padre conocedor de la prohibición de esta práctica en España, conocimiento del que carecía la mujer.

La sentencia de los jueces de Teruel rechazaba que se pudiera acudir a la exención de responsabilidad solo por el "peso de la tradición" de la cultura de los padres puesto que las normas relativas a los derechos fundamentales de los extranjeros deben interpretadas "de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales", sin que pueda alegarse la profesión de creencias religiosas o convicciones ideológicas o culturales de signo diverso para justificar la realización de actos o conductas.

Sentencia del Tribunal Supremo sobre un delito de ablación del clítoris a una menor

El matrimonio de Gambia durante su comparecencia en el juicio en la Audiencia Provincial de Teruel por la ablación de su hija.EFE.

Archivos de imagen relacionados

  • Juicio ablacion 2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...