Junta y Escuela Laica se ven las caras en el juicio por los crucifijos

Los padres creen que se vulnera un derecho constitucional pero la Junta delega esa responsabilidad en los consejos escolares.

El abogado de la asociación Escuela Laica pidió ayer ante la titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 1 que se retiren los símbolos religiosos de las aulas del colegio público Macías Picavea. Consideran que la presencia de crucifijos vulnera un principio fundamental recogido en la Constitución, como es el de la libertad de conciencia.

La otra parte implicada, la Junta de Castilla y León, durante la vista oral mantuvo la tesis de que la Dirección Provincial de Educación no puede tomar esa decisión, ya que es algo que compete a los consejos escolares (en los que están representados padres, profesores y alumnos del colegio), y por ello, aceptará cualquier decisión que tomen los colegios, ya sea la de retirar los símbolos religiosos, o como fue el caso, la de mantenerlos.
El portavoz de la asociación y uno de los dos padres que demandaron la retirada de los crucifijos, Fernando Pastor, aseguró tras el juicio que los consejos deben limitarse al ámbito pedagógico y organizativo y que no pueden tomar decisiones que vulneren principios constitucionales, «si decidieran poner la bandera republicana, según argumenta la Junta, podrían».

La jueza tendrá ahora que decidir, expuestos los argumentos de fondo de las dos partes, si se deben retirar o no los símbolos religiosos del colegio Macías Picavea, y por tanto, si la decisión corresponde a la Junta o a los consejos escolares de los centros educativos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...