Judios y católicos

Acaba de concluir en Madrid un encuentro a muy alto nivel entre judíos y católicos, con resultados “muy satisfactorios”. No es difícil saber a favor de quienes. Celebrado en un hotel de cinco estrellas, sus participantes acudieron en potentes automóviles, incluso con matrícula diplomática, y muy seleccionados e identificados, embutidos en trajes impecables, que les identifican como lo que eran: altos ejecutivos, hombres de Estado. De un Estado que regula hasta el último detalle como hay que vivir el sábado –el viernes, diría después el Islam- y los demás días, cuando Jesús dijo que el sábado es para el hombre, y no al revés; un Estado que no dudaba  -ni duda- en invadir la tierra prometida y matar a los infieles en nombre de Dios, -guerra santa, diría después el Islam; y Cruzadas, los católicos- cuando Jesús ordenó meter la espada en la vaina y que su reino no era de este mundo.

 Así, pues, que el judaísmo ve con satisfacción que la herejía cristiana está volviendo al redil por su sector católico, como también la herejía islámica. Sin duda, hay enfrentamientos puntuales entre ellos por quedarse con los fieles. Pero su común estrategia de imponerse a todos, por la fuerza del Estado, les hace unirse a nivel mundial para combatir la libertad religiosa, esa neutralidad del Estado que acaba de elogiar el papa Francisco. Mucho cuidado, pues, porque “reunión de pastores, oveja muerta”; como ya lo fue “el Cordero de Dios”, cuando, unidos sacerdotes y fariseos, acordaron que convenía que muriera un hombre el bien del pueblo, según denunciaron los Evangelios.
Encuentro Internacional Católico Judío Madrid 2013

Archivos de imagen relacionados

  • Encuentro Internacional Católico Judío
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...