Juanjo Picó (Europa Laica), contra los “comportamientos, simbolismos y tradiciones” del Ayuntamiento de Majadahonda

El Círculo de Podemos organizó la conferencia “Laicismo, religión y democracia” en la sala polivalente de la Casa de la Cultura de Majadahonda y esta vez tras solicitar la acreditación requerida para entrevistar al ponente Juanjo Picó, MJD Magazin tuvo la oportunidad, como único medio de comunicación que acudió al acto, de ser atendido por el mismo. Una crónica de lo allí acontecido marcada por nuestro interés en conocer al personaje. Juanjo Picó, ingeniero jubilado, se dedica al activismo social y político y en estos momentos está volcado en propagar el movimiento laicista en España. Actualmente es el responsable de comunicación de Europa Laica y coordinador de Madrid Laica. Se encontraba en Majadahonda a petición de Podemos, ya que precisó que no es militante de la formación morada. Y aunque antes de su intervención, a la que acudieron 22 personas, pudimos formularle diversas preguntas, el titular lo dio durante la conferencia: “Aquí estamos en Majadahonda y la municipalidad tiene también mucha responsabilidad, sobre todo en sus comportamientos, simbolismos y tradiciones”.

¿Qué es lo que le influyó más para llegar a hacerse adalid del laicismo en España?
–Lo que me influye es la intromisión de las instituciones, en este caso eclesiásticas, en lo público. Eso en España es un eslabón perdido de la transición y eso se llama laicismo. Aparte hay otros componentes, como la libertad de conciencia de las personas. Y lograr en términos prácticos no conceptuales la separación de la iglesia y la neutralidad del Estado. Todo esto parece un concepto académico, filosófico, histórico… pero España tiene grandes déficits democráticos. El Estado está subvencionando a centros privados católicos concertados, está pagando a profesores de religión e incluye en el IRPF a una asociación privada de fieles que debería autofinanciarse por todos los católicos.

El resto de la entrevista que mantuvimos se reflejó en su conferencia y estas fueron sus palabras sobre lo que allí expuso. Tras la presentación, el evento tuvo una duración de una hora y media y estas fueron algunas de sus intervenciones. “El primer valor laico es el respeto a la libertad de conciencia, el respeto a lo que piense cada cual, la libertad de pensamiento, la libertad de creer o de no creer, o en creer lo que quiera creer o dejar de creer. Eso hay que respetarlo en su conclusión práctica, que es la libertad de expresión. En España están conculcadas la libertad de expresión y la de conciencia cuando en la escuela a los niños se les presenta obligatoriamente la asignatura de religión confesional. ¿Eso no es atacar su libertad de conciencia? O cuando los padres bautizan a sus hijos: los adscriben a una determinada confesión y creencia. ¿Eso no es vulnerar los derechos del menor?”.

La interrupción voluntaria del embarazo es una decisión personal pero ha sido durante muchísimo tiempo una vulneración de la libertad de conciencia. En el código penal el articulo 525 penaliza con el delito de blasfemia la ofensa a los sentimientos religiosos. ¿Qué es eso de los sentimientos religiosos? Lo que hay que defender no son los sentimientos, son los derechos, y más cuando solo se defienden los religiosos. ¿Y los que no son religiosos? ¿quién defiende nuestros derechos? ¿O es que yo tengo que aguantar los improperios del obispo de Alcalá de Henares cuando habla pestes de la homosexualidad o cuando habla que es un asesinato la interrupción voluntaria del embarazo?. Esto podría ofender mis sentimientos, se está vulnerando mi libertad de conciencia”.

El laicismo de antirreligioso no tiene absolutamente nada, usted puede vivir con sus creencias, es más, un Estado laico defiende, respeta y garantiza la libertad religiosa, su culto, sus símbolos, su difusión. Lo que no hace es meterse con las creencias, pero sí se mete cuando es la institución la que intenta invadir desde las creencias a lo público. No es antirreligioso, solo que en cuanto a creencias marca una clara frontera entre lo que es lo público y lo privado, y apunta fundamentalmente al Gobierno a todos los niveles. Aquí estamos en Majadahonda y la municipalidad tiene también mucha responsabilidad, sobre todo en sus comportamientos, simbolismos y tradiciones. La señora Rita Maestre [Podemos], portavoz del Ayuntamiento de Madrid, entra en la capilla a reivindicar un valor laico, ¿qué hacen capillas en sedes universitarias pagadas por el Estado?. No tiene ningún sentido. En una capilla de la Universidad, centro del saber, de la lógica y de la razón, entró a reivindicar un espacio público. Podemos estar de acuerdo si fue oportuna o no esa reivindicación en ese momento, pero ¿delito?”.

El Estado paga a la iglesia católica 11.000 millones de € al año. Las confesiones religiosas tienen que ser organizaciones privadas de fieles, como es Europa Laica, como es Podemos, organizaciones privadas sujetas al derecho común. El laicismo no es una ideología, es una forma de entender como nos relacionamos socialmente. En España debía de existir una mayor pluralidad de medios de comunicación, con posibilidad de acceso de la ciudadanía, cada uno se organiza con sus blogs, con sus redes y sus emisoras pero los grandes poderes económicos están ahí modulando y dirigiendo el tema. La iglesia católica no paga ningún impuesto, excepto el IVA“, prosiguió Juanjo Picó en su intervención, aunque aprovechó para invitar al portavoz de Somos, Alberto Moreno “a investigar si hay el fraude del IBI en Majadahonda”, a lo que este respondió jocoso: “¡ya me ha puesto deberes!”. Tras esta breve pausa, Picó continuó su exposición sobre la iglesia y los tributos. “No pagan ningún impuesto, siendo la Iglesia el mayor propietario de inmuebles del Estado. Más de 150.000 inmuebles… otros deberes, ve tomando nota”, destacó en otra desenfadada alusión a Alberto Moreno. “Tasas Municipales, ¿por qué están exentas? Las tasas de basura o los vados en determinados ayuntamientos o el impuesto de circulación de vehículos, eso son decisiones municipales, porque al fin y al cabo lo del IBI es una ley que está en los acuerdos con la Santa Sede. Pero las tasas municipales son la expresión de una voluntad política municipal exclusivamente”.

Prosiguió Picó: “Está habiendo también un fenómeno muy antidemocrático y antisocial, y es el fenómeno de la caridad religiosa, Cuando por la política de recortes y privatizaciones se están dejando de atender desde el poder público asistencias de pisos tutelados de menores, residencias de ancianos, dependencia, mujeres maltratadas, toxicómanos, hospitales, educación… todo eso está siendo capturado por organizaciones privadas, por la dejación de las políticas de los Estados y los municipios en la parte que le toque. Ellos ceden determinadas cuestiones de asistencia social, pero están siendo capturadas por organizaciones privadas que lógicamente buscan el beneficio no como un negocio sino como caridad. Y con la historia mentirosa de poner la X en el IRPF, con eso hacemos todo esto”.

“Mentira, porque lo que se recoge del IRPF con 250 millones de € al año que van exclusivamente a pagar los salarios del clero, de los obispos, seguridad social, la publicidad de TV, algunos gastos generales y solamente 6 millones de € van a Cáritas. Desde Europa Laica aconsejan no marcar ninguna casilla. Siendo de vergüenza hace mes y medio la resolución del Tribunal de Cuentas que por mayoría del PP y Ciudadanos decidió que no eran objeto de fiscalización por parte de este tribunal. El ejército con la Legión procesionando al Cristo, pagado con dinero público, ¿Qué hace una institución del Estado en una cuestión particular que es de creencia? O por ejemplo, la semana pasada “el Kichi” [alcalde de Cádiz] dando la medalla de oro a la Virgen?. Lo siento porque sé que esto es una reunión de Podemos, pero tengo obligación de decirlo, y más cuando esto se acompaña de determinadas declaraciones de las más altas responsables de Podemos alabando el gesto como si fuera la virgencita de Fátima al Papa Francisco”.

“El Papa podrá pensarse que es un tío majete, guapo, que quiere, no quiere, pero desde la izquierda, desde los que quieren defender un planteamiento laico, el Papa Francisco representa a una institución que tiene pederastia, que ha usurpado bienes e inmuebles en España y que pasa de largo, que mantiene dogmas en contra de la razón. No es un tema de creencias, pues los creyentes pueden creer en eso y en más, pero cuando gente de la izquierda no favorece romper con eso están haciendo un mal papel para la democracia y el laicismo. Porque no se puede promover un reglamento de laicidad municipal cuando se sale en procesión y se decide a quien se le da o no se le da honores. ¿Es mucho pedir esto? Y que se se analice el censo de entidades exentas de pagar IBI”, concluyó  Juanjo Picó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...