Juan José Tamayo: «La visita del Papa es un pecado de lesa laicidad»

El teólogo critica el «excesivo» apoyo de las administraciones públicas a la próxima jornada pastoral de Madrid

"La visita del Papa es un error, un pecado de lesa laicidad". Juan José Tamayo, profesor catedrático de teología en la Universidad Carlos III de Madrid, se ha mostrado esta mañana contrario a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Madrid entre el 16 y 21 de este mes. Durante el descanso de un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el que participa, Tamayo ha criticado que la cita recibe, a su juicio, un "exceso de apoyo político a través de las administraciones públicas", con lo que se suma a las críticas de laicos, partidos políticos y organizaciones sociales.

El profesor recuerda que estos viajes pastorales también los realizan otros líderes religiosos, aunque de manera "más discreta". Esta jornada, según el teólogo, "es consecuencia de los restos que aún quedan del nacional catolicismo en un Estado supuestamente aconfesional".

"Esta visita va a reforzar el componente teatral de un catolicismo de masas, de ocupación y sacralización del espacio público, con el objetivo de atraer a los jóvenes -que llevan alejándose desde hace tiempo de la Iglesia- pero creo que no lo van a conseguir", ha opinado. Tamayo considera además que los mensajes que transmite el Papa "están muy lejos de las inquietudes y problemas de la juventud".

"Benedicto XVI habla de la dictadura del relativismo, es decir, la Iglesia católica tiene la única verdad en exclusiva. Esto, tristemente, conduce a atacar al resto de religiones. Eso es violencia", ha puntualizado. Es el ejemplo que expone el teólogo para explicar cómo, desde Occidente, se relaciona el fundamentalismo y la violencia solo con la religión musulmana. Según explica Tamayo, que lleva más de 10 años en las aulas, en el cristianismo hay también mensajes que llevan a la violencia. Y, como ejemplo, menciona al asesino confeso del doble atentado de Oslo: "Es un fanático de la extrema derecha con componente religioso católico-cristiano con todo un plan de ataque contra el islam". También la violencia simbólica, dice el teólogo, tiene cabida: "La que se ejerce contra las mujeres es perversa, reducidas al espacio privado y sin la oportunidad de asumir cargos de liderazgo".

Tamayo, quien es también secretario general de la Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII, habla sin tapujos. Quizá porque ya no tiene nada que perder. Anatematizado por el Vaticano oficialmente desde 2003 por su repetida crítica a la jerarquía católica de los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, se pronuncia sin miedo sobre "el acierto" de alejar la investigación y expresión teológica de los seminarios para acercarla a la universidades públicas, "libres de control ideológico". En el curso sobre pluralismo religioso y laicidad, que se desarrolla en el Palacio de la Magdalena hasta el viernes, imparte una ponencia que aborda el ideal de cristianismo como religión laica ("el problema es que no se lleva a la práctica como tal").

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...