Juan Goytisolo reivindica la obra de Américo Castro a través de sus cartas

Como ensayista, filólogo e historiador, Américo Castro se adentró en el origen más profundo de la cultura española, tiró por tierra mitos y se aventuró a asentar conceptos que han marcado el pensamiento de intelectuales como Juan Goytisolo, quien hoy ha reivindicado la vigencia de su obra.

A través de las cartas que Américo Castro le envió a Goytisolo en sus últimos años de vida, entre 1968 y 1972, el escritor de origen catalán afincado en Marruecos ha repasado la vida y obra del autor de "España en su historia", quien desde hoy será objeto de estudio en un Congreso Internacional, bajo el título de "El pensamiento de Américo Castro. La tradición corregida por la razón".

Para Goytisolo, que abrió hoy el congreso, que tiene lugar en la Biblioteca Nacional, Américo Castro, autor también de "El pensamiento de Cervantes", "se enfrentó a la ortodoxia hispana que exigía, como exigen aún hoy algunos miembros de la conferencia episcopal, que el poder político y eclesiástico marchen de la mano".

Esa perspectiva histórica de Américo Castro, que chocó con la historiografía oficial, sirvió a Goytisolo, según él mismo ha explicado, "a escapar de los monolitismos ideológicos".

Goytisolo ha actualizado algunas de las tesis del historiador con una nueva lectura de su pensamiento en la que el autor de "Coto vedado" ha recordado "su escepticismo sobre la posibilidad de un diálogo interreligioso", según escribía Castro en 1968 en una de esas misivas.

En ella también criticaba "la obcecación del Vaticano a propósito del divorcio", al que, en opinión de Goytisolo, hoy añadiría "el aborto, los preservativos o la píldora".

"¿Qué hubiera dicho Castro de las palabras de Benedicto XVI cuando apuntaba el laicismo como el enemigo común de las tres religiones y sostenía que éstas ampliaban los horizontes de la comprensión humana?", se ha preguntado Goytisolo en el Salón de Actos de la Biblioteca Nacional, que acogerá durante tres días conferencias, ponencias y mesas redondas dedicadas al historiador.

Tras ironizar sobre la oposición del Papa Benedicto XVI al uso del preservativo, que ha calificado como "un excelente ejemplo de amplitud de miras y de rechazo de la ignorancia", Goytisolo ha destacado que de toda esa correspondencia se desprende "su rebeldía contra el dogmatismo" y el anticonformismo "de un joven de dieciocho años".

Quizás porque impregnó toda su obra de rebeldía, Américo Castro murió solo, apartado de los círculos académicos y sin el reconocimiento oficial que merecía. El congreso recupera hoy su legado, "para entendernos como sociedad" y "porque su obra trasciende su instante", ha explicado el director, Julio Rodríguez Puértolas.

Los escritores José María Ridao, Fanny Rubio y Enrique Cerdán y los profesores Francisco Márquez Villanueva, Kevin Ingram, Rodolfo Cardona, son algunos de los especialistas que repasarán la trayectoria de Américo Castro en este congreso, que se prolongará hasta el próximo viernes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...