Jesús Álvarez aboga por un Casino laico y sin adscripción política

El nuevo presidente se propone regularizar la vida social y superar la última crisis interna del colectivo llanisco

Jesús Álvarez es desde el pasado sábado el nuevo presidente de la sociedad Casino de Llanes. No fue necesario que la treintena de socios que se dieron cita en el salón principal de la sociedad votase, ya que la candidatura encabezada por Álvarez fue la única que concurrió a los comicios. La nueva junta directiva se completa con los siguientes nombres: Benito Buj, como vicepresidente, Alfredo Carreira, como tesorero y secretario, y Carmen y María Jesús Ruenes, Antonio Maya, Miguel Marinero y Julio Quintana, como vocales.

Jesús Álvarez nació en Llanes hace 44 años y es funcionario del Principado de Asturias. Como socio del Casino lleva dos años. La nueva directiva, que regirá los destinos de la sociedad durante los próximos cuatro años, tiene las ideas claras: «Nuestro primer objetivo y más importante es el de regularizar la vida social del Casino para buscar la cordialidad entre los socios y olvidar así los problemas pasados».

El nuevo presidente pretende que el Casino «continúe con los parámetros sobre los que se creó, es decir, una sociedad civil, sin adscripción política ni religiosa y con libertad de opinión absoluta entre todos sus miembros». A largo plazo, Álvarez fue claro al afirmar que uno de los objetivos que se ha marcado su junta directiva es el de «mantener y aumentar el patrimonio de la sociedad, así como organizar la mayor cantidad posible de actos lúdicos y de ocio para nuestros socios». Junto a esto, deberá modernizar los estatutos de la sociedad para adecuarlos a la nueva normativa de asociaciones.

Sobre la polémica a consecuencia de la concesión del bar y el servicio que éste debe dar a los socios, mantenida por el anterior presidente, Alfredo Caballero Sardina, y el gerente del bar, Ramón Llada, el nuevo presidente fue tajante: «Los episodios surgidos alrededor de este asunto no pueden ni deben volver a repetirse. Creo que Ramón Llada seguirá teniendo la concesión del bar porque parece ser que tiene un contrato que lo liga con la sociedad. Queremos clarificar las posturas entre la junta directiva y el gerente del bar para buscar la normalidad entre las dos partes», añadió.

Uno de los deseos de la nueva junta directiva es el de abrir las puertas del Casino a la sociedad civil, mediante la captación de nuevos socios y de gente joven, a través de la organización de conferencias, charlas, exposiciones y debates. Para dar la bienvenida a la nueva junta directiva, el próximo sábado, en el salón principal de la sociedad, tendrá lugar una cena-baile que será amenizada por los ritmos sudamericanos del cantante El Duque. Al acto están invitados todos los socios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...