Izquierda Unida respalda la movilización social para que la religión salga del horario lectivo obligatorio

Izquierda Unida apoya la campaña puesta en marcha por un amplio número de organizaciones educativas, asociaciones, sindicatos y formaciones políticas para exigir que la religión salga fuera del currículo escolar común, que ninguna simbología religiosa tenga presencia institucional en los centros escolares y que con dinero público se siga pagando el adoctrinamiento religioso.

A través de la responsable de su Secretaría de Educación, Kechu Aramburu, y de la coordinadora del Área de Educación, Loles Dolz, Izquierda Unida -que en 2005 puso en marcha su campaña “La Educación a las escuelas. La religión a las iglesias”-, respalda y participa en estas iniciativas que se desarrollan en el marco de la campaña estatal “Por una sociedad laica: la religión fuera de la escuela”.

Para IU, tras la aprobación de la LOE en el Congreso y basándose, una vez más, en los vigentes acuerdos con el Vaticano, “el Gobierno socialista ha seguido impulsando la confusión entre la escuela pública y la escuela privada, poniendo al mismo nivel ambas redes y favoreciendo el poder de las congregaciones religiosas, que mantienen el control de cerca del 80% de los centros concertados. En estas condiciones se hace imposible la secularización real de la vida pública”.

Exigir una rectificación
Izquierda Unida, que desde hace muchos años viene exigiendo la derogación inmediata de los acuerdos entre el Estado español y el Vaticano, suscribe el llamamiento que estas asociaciones y organizaciones hacen a la sociedad y a la comunidad educativa “para que se movilicen y exijan a los poderes públicos y a los partidos políticos una rectificación, con el fin de avanzar hacia un modelo de escuela pública laica, integradora y democrática”.

Desde esta formación política se respalda el modelo de escuela laica que defiende este amplio colectivo para que, como señalan en su última declaración, se “eduque sin dogmas, en valores humanistas y universales, en la pluralidad y en el respeto a los derechos humanos, en la asunción de la diferencia y de la diversidad y en los valores éticos, no sexistas y democráticos. Queremos una escuela donde se sientan cómodos tanto los creyentes, como los no creyentes”.

IU apoyará e impulsará las acciones encaminadas a conseguir que la religión salga del horario lectivo obligatorio. Esta formación rechaza que se obligue al alumnado que no quiere recibir enseñanzas de religión a adaptarse al horario y exigencias de quienes desean seguir imponiendo esas enseñanzas en horario lectivo. IU comparte la opinión de que los acuerdos con el Vaticano “no pueden ser un muro insalvable para avanzar hacia la escuela laica”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...