Izquierda Unida reclama una «escuela pública y laica» en la que la religión esté fuera del currículo escolar

El Área Federal de Educación de esta formación considera “un pequeño paso, pero un avance importante” la reciente sentencia que rechaza la ampliación de las horas de la asignatura de Religión como exige la jerarquía de la Iglesia católica.

Izquierda Unida, a través de su Área Federal de Educación, reclama que la enseñanza de la religión quede fuera del currículo escolar, que salga del horario lectivo, desaparezcan los actos y la simbología religiosa de los centros escolares y de los espacios públicos educativos, además de la eliminación de cualquier procedimiento administrativo que obligue a manifestar las creencias o no creencias, en cumplimiento del artículo 16 de la Constitución. IU reitera la necesidad de la derogación del concordato entre el Estado español y el vaticano, así como con cualquier otra confesión que prime acuerdos de estas características.

Izquierda Unida se felicita y considera “un pequeño paso, pero un avance importante” el respaldo legal cosechado por la reducción al mínimo legal permitido de las horas de enseñanza religiosa aplicado por el Gobierno de Asturias. Esta decisión ha sido avalada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que ha rechazado el contencioso del Arzobispado de Oviedo en el que pedía suspender el decreto del Ejecutivo asturiano que regula el currículo de Bachillerato.

La jerarquía de la Iglesia católica en esta comunidad se quejaba de que en Secundaria se discriminaba la asignatura de Religión con un horario mínimo en relación con el resto de materias, además de considerar que en 1º de Bachillerato se imposibilita su “libre elección” y que en 2º ni siquiera se oferta. La Consejería de Educación asturiana defiende que ha concedido a esta asignatura el mínimo permitido por la LOMCE. De hecho, en Ceuta y Melilla, territorios en los que la educación depende directamente del ministerio, la carga horaria de Religión es incluso menor.

Izquierda Unida aboga por derogar la LOMCE impuesta por el Gobierno del PP en esta legislatura y garantizar “una educación laica que respete la libertad de conciencia, eduque sin dogmas y elimine del currículo escolar toda forma de adoctrinamiento”.

Esta formación trabaja en su propuesta a toda la comunidad educativa, movimientos sociales, sindicatos, especialistas en educación, ‘mareas verdes’ y resto de formaciones políticas, en torno a la construcción colectiva de una alternativa compartida de modelo educativo y que se ha plasmado en el ‘Documento de bases para una nueva Ley de Educación, Acuerdo social y político educativo’ Éste está abierto ya a la participación de toda la ciudadanía. Es una propuesta que la mayor parte de la comunidad educativa y los movimientos sociales apoyan y consideran necesaria aplicar cuanto antes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...